Cine Mundo    

El Justiciero 2

Denzel Washington retoma uno de sus personajes más característicos

SINOPSIS

Si tienes un problema y no sabes a quién acudir, Robert McCall es tu hombre. Él es El Justiciero. McCall asegura una justicia inquebrantable para los apaleados, explotados y oprimidos, pero cuando su peligroso pasado llama a la puerta, necesitará de todas sus habilidades para ajustar las cuentas. Esta vez deberá enfrentarse cara a cara con asesinos altamente entrenados que no pararán hasta acabar con él.

LA PRODUCCIÓN

Protagonizada por Denzel Washington, Pedro Pascal, Ashton Sanders, Bill Pullman y Melissa Leo, todos bajo la dirección de Antoine Fuqua.

“Creo que a la gente le gusta la idea, el mito, de que un tipo como Robert McCall exista. McCall es como un ángel oscuro, el ángel que todos querríamos que bajase e impartiese justicia a la gente que se lo merece”, comenta Antoine Fuqua. Fuqua se reúne con Denzel Washington por cuarta vez en El Justiciero 2, después de haber colaborado en Día de Entrenamiento, Los Siete Magníficos y la primera entrega de El Justiciero. “Ha encontrado su propósito en la vida, convertirse en en justiciero. Hasta ahora, siempre ha impartido justicia a gente anónima. Pero cuando matan a alguien muy cercano, McCall buscará venganza”.

Para Washington, el atractivo de McCall es evidente. “Se esconde tras la fachada de un tipo corriente”, comenta el oscarizado actor. “Pero esta vez va un paso más allá. En vez de vender mejoras para el hogar, ahora es conductor de Lyft. El ángel vengador que tanto ha luchado por otros ahora se encontrará con la batalla más personal hasta la fecha. Cuando vemos a McCall por primera vez, está ayudando a gente indefensa, pero todo acaba convirtiéndose en algo muy personal”.

Lo más increíble de El Justiciero 2 es que marca la primera secuela en la carrera de Denzel Washington. “He estado en la industria más de 40 años, pero nunca he interpretado a alguien dos veces”, explica Washington. “Siempre me emociona hacer algo nuevo. Con respecto al guion, la novedad es la relación con Susan, el personaje de Melissa Leo, y la relación con el joven Miles, interpretado por Ashton Sanders. La película es un viaje más personal para McCall porque trata sobre gente cercana. Era un hombre que no quería a nadie en su vida, y ahora que se abre a un par de personas, ocurre algo malo”.

Según Fuqua y los productores de la película, lo que impulsa la trama es la implicación personal de McCall en las peleas. “En la primera película me pareció normal que la gente viniese a ver a Denzel, pero me sorprendió mucho que lo que más gustase fuese la idea de hacer justicia”, dice Fuqua. “Creo que la gente siente no tener control sobre su vida y le gustaría tener a alguien como McCall que lo arreglase todo. No necesariamente que resuelva todos sus problemas, pero sí que encarrilase sus vidas”.

MÁS TITULARES DE Cine Mundo