Cine Mundo    

Operación Overlord

Excitante aventura de acción producida por J.J. Abrams

ARGUMENTO

A falta de escasas horas para el lanzamiento del Día-D, un grupo de paracaidistas estadounidenses salta en la Francia ocupada por los Nazis para llevar a cabo una misión que es esencial para el éxito de la invasión. Con la misión de destruir un radio transmisor instalado en lo alto de una iglesia fortificada, los desesperados soldados unen sus fuerzas con un joven lugareño francés para introducirse tras la muralla y derribar la torre. Sin embargo, en un misterioso laboratorio nazi instalado junto a la iglesia, los soldados americanos, superados en número por sus adversarios, habrán de enfrentarse a un enemigo como no se ha visto otro en la historia de la humanidad.

LA PRODUCCIÓN

Paramount Pictures presenta Operación Overlord, dirigida por Julius Avery y protagonizada por Jovan Adepo, Wyatt Russell y Pilou Asbæk, entre otros.

“Todo comenzó con un increíble guión escrito por Billy Ray”, dice el productor J.J. Abrams. “Lo que más me gustó del concepto fue que comenzaba como una película clásica de la II Guerra Mundial y de pronto se convertía en una película de monstruos de terror. Era una receta única. La idea de esos dos géneros coexistiendo me pareció que podía dar lugar a una atracción increíblemente intensa y divertida”.

Abrams dice que quedó cautivado por la historia de Ray desde la primera página. “La secuencia inicial, en particular, me hizo pensar que era algo que se le podría haber ocurrido a Rod Serling. Era intensa y graciosa, y llena de personajes y acción... y eso que eran las primeras páginas del guión”.

UNA VISIÓN INSPIRADORA

Con el guión todavía en fase de desarrollo, los productores empezaron a buscar un director cuya sensibilidad dinámica y gusto por la acción pudiesen llevar a Operación Overlord al siguiente nivel, habiendo sido elegido Julius Avery.

Aunque la intensa acción del guión y su originalidad fueron lo primero que captó la atención de Avery, el director afirma que también estableció una conexión más profunda con el material. Una de sus experiencias formativas durante su infancia fueron las charlas con su abuelo, un veterano de la participación australiana en la campaña de los aliados en el norte de África durante la Segunda Guerra Mundial, durante las cuales él le mostraba fotografías de sus aventuras. “Me sentaba en sus rodillas y me enseñaba sus fotografías, que eran alucinantes”, dice Avery. “Desde entonces, siempre he soñado con hacer una película ambientada durante la guerra”.

MÁS TITULARES DE Cine Mundo