METRO CUADRADO    

Una refacción hecha con respeto

En el Casco Urbano Central de la ciudad de La Paz existen cerca de 100 inmuebles patrimoniales que se encuentran en total estado de abandono, y los propietarios de los inmuebles en muchos casos esperan su destrucción por la naturaleza, ya que no pueden destruirlas por las normas municipales.

Unos se dedican a destruir la memoria de la ciudad, otros de restaurarla o refaccionarla y conservarla, es el caso de la Casa Patrimonial de la Escuela Militar de Ingeniería (EMI) que sus autoridades apostaron por mantener la originalidad de esta casa patrimonial considerada categoría “B”.

Ubicada en un lugar estratégico de la ciudad de La Paz y muy visible por donde se lo vea, el acabado final de la restauración muestra el buen gusto de la arquitecta Úrsula Bustillos, junto a la Empresa Constructora Oncor SRL, que le dieron sobriedad y personalidad a la estructura con elementos sencillos y contemporáneos, en una fusión de los mismos que no desdicen la originalidad de la construcción.

Sin embargo, hay que reconocer la gran visión de las autoridades de la EMI, especialmente en valorizar esta casa republicana que quedará para las futuras generaciones, la memoria constructiva de una época bellísima de edificaciones en la zona de San Jorge o quizás en Sopocachi.

El emplazamiento urbano da una imagen Institucional frugal, letrada, clásica y moderna a la vez, una infraestructura inclusiva, recupera la riqueza patrimonial de la edificación. Además aporta con elementos paisajísticos a partir de una presencia elegante conjugando con especies naturales en beneficio de la vista y el ecosistema.

DESCRIPCIÓN DE LA OBRA

La refacción y mantenimiento de la fachada del inmueble perteneciente a la Escuela Militar de Ingeniería, efectivamente está ubicado en la Av. Arce No 2642, donde actualmente funcionan las oficinas de Rectorado y Posgrado, dando una imagen institucional ponderada, elegante y moderna, que refleja el trabajo académico de formación y especialización.

“Efectivamente la infraestructura es inclusiva para personas con capacidades especiales, ofrece espacios de encuentro exteriores, donde los funcionarios forman parte del mismo para interactuar, interrelacionarse y compartir”, comenta Rommel Morón Romero, Rector de la Escuela Militar de Ingeniería “Mariscal, Antonio José de Sucre”.

Lo interesante de la obra es haber insertado vegetación que aporta a la belleza y purifique el medio ambiente. La uniformidad en el color de la fachada revitalizó el bloque patrimonial. Resaltar el aporte a la comunidad como son los bancos que se colocaron alrededor de los árboles en la acera de la Avenida, sin duda un espacio bien aprovechado.

El tiempo de ejecución fue de 90 días con un trabajo al detalle y especial, buscando darle una presencia singular en el contexto del barrio o de los mismos vecinos.

FUTURAS GENERACIONES

Efectivamente el Patrimonio Arquitectónico y Artístico debe transmitirse a las futuras generaciones en un sentido auténtico y en toda su variedad como una parte esencial del testimonio de la raza humana; caso contrario, parte de la conciencia del hombre sobre su propia continuidad será destruida. El patrimonio arquitectónico es un capital del irremplazable valor espiritual, cultural, social y económico.

Cada generación interpreta el pasado de forma diferente y obtiene de él una inspiración. Este tesoro ha sido construido a través de los siglos; la destrucción de cualquiera de sus partes nos empobrece ya que ninguna cosa nueva que creemos, por muy buena que sea conseguirá evitar la pérdida sufrida.

REPUBLICANO

El inmueble data del periodo 1890 a 1900 expresión material del periodo republicano. Para el diseño arquitectónico, se toman en este periodo patrones europeos desarrollados en la segunda mitad del siglo XIX, a partir de cánones clásicos que dominaban las tendencias de la época. Se remodelaron edificaciones coloniales y desarrollaron edificaciones mediante la aplicación de una ornamentación de influencia neoclásica de yesería. “Durante el periodo republicano, no se suscitaron importantes modificaciones en los patrones de diseño arquitectónico y urbano de la colonia, es decir, que el principio ortogonal de diseño y la consecuente subdivisión en manzanos y lotes se mantuvieron....”

El inmueble se ubica en el barrio de San Jorge sobre el trazado de vía que toma el nombre del presidente de Bolivia Aniceto Arce alrededor de la cual se estableció el barrio y articuló la zona de Sopocachi con el camino hacia el sur y la prolongación hacia la alameda.

Desde sus inicios la zona se caracterizó por su atractiva topografía donde emerge el montículo como formación geológica que domina la vista de este barrio, éste estaba compuesto por grandes casonas y viviendas unifamiliares pertenecientes a la burguesía paceña con claras influencias europeas en el estilo y su decoración, estas viviendas u ostentosos chalets se levantaban imponentes sobre un paisaje todavía dominado por la naturaleza.

DESCRIPCIÓN ARQUITECTÓNICA

La edificación de estilo republicano tiene dos plantas en forma de “U” con cubierta de calamina zinc compuesto de una crujía frontal flanqueada por dos cuerpos simétricos a los costados los cuales creaban un semi-patio interior de reducidas proporciones, pero de clara reminiscencia virreinal al estar, los tres cuerpos en su cara interior en la segunda planta, organizados por galerías y corredores cerrados por rejería y baranda de madera, que comunicaban sus espacios funcionalmente y a la vez creaban un espacio íntimo de múltiples usos.

La edificación cuenta también con un atrio frontal y antiguo jardín que ornamentaba la fachada y jerarquizaba el ingreso principal central al cual se accedía a través de una escalera central de piedra labrada, material que se repite como decoración en un muro frontal o de cerco, con columnas a intervalos y con emboquillado trapezoidal que contenía la reja que cerraba la propiedad por delante.

En la fachada en el nivel inferior presenta diferenciación de textura con un zócalo de piedra recubierto por cemento, seguido por un paño con avitolado asemejando juntas de aparejo de ladrillo de grandes dimensiones, el tratamiento de llenos y vacíos (vanos) presenta un ritmo de organización y tipología republicana ordenada simétricamente en sus proporciones. En planta baja se aprecian vanos con decoración de balcones hundidos o embebidos en el muro con balaustrado y baranda de madera en su decoración, resalta la piedra clave del dintel en alto relieve y esquinas superiores curveadas hacia el vano.

En la planta alta los vanos están enmarcados por jambas de yesería, en la platabanda que marca los dos niveles se generan repisones que soportan los balcones abiertos con balaustrado y baranda de madera. El remate del muro donde nace el alero presenta ménsulas.

MÁS TITULARES DE METRO CUADRADO