Bolivia Agraria    

Para combatir desnutrición promueven consumo de soya

Destacando que las virtudes del “grano de oro” como nutriente sano y altamente saludable, lo colocan como un alimento excepcional que puede ayudar a combatir la desnutrición en Bolivia, además de favorecer a la economía de los más necesitados el IBCE y la Fundación Soya y Vida impartieron un Taller para capacitar a los responsables del área de cocina de las principales Casas de Acogida de La Paz a fines de agosto.

Luego de enseñar de forma práctica las múltiples posibilidades de preparación de alimentos que ofrece esta oleaginosa, la Fundación Soya y Vida comprometió una dotación periódica de este grano a las instituciones que manifiesten el real interés de aplicar el conocimiento adquirido, en favor de los necesitados.

“Nuestra presencia en La Paz obedece al interés de promover un mayor consumo de soya como un alimento directo para el ser humano, ya que no solo que es más barato que la carne, sino que tiene similares valores nutricionales. Los bolivianos aprovechamos menos del 30% de las más de 3 millones de toneladas que producimos, la mayor parte de las cuales se utiliza como el componente de proteína vegetal para elaborar el alimento balanceado en la producción de carnes de pollo, cerdo, res, pescado u otras, así como también leche, huevo, queso, etc.”, sostuvo Reinaldo Díaz, Presidente del INSTITUTO BOLIVIANO DE COMERCIO EXTERIOR (IBCE.

Asimismo resaltó que la soya puede ser una brillante respuesta para bajar el gasto de la canasta básica de las amas de casa: es un excelente producto de consumo porque cumple con los requerimientos proteicos y de aminoácidos.

Debido a su alto contenido de proteína vegetal, aminoácidos, aceite y fibra, la soya presenta las características ideales para ser el principal aliado en la lucha contra la desnutrición en Bolivia, afirmó Mónica Daza, Gerente de la Fundación Soya y Vida, entidad dedicada a promover el llamado “grano de oro” en el ámbito alimenticio.

La especialista fue la responsable de dictar el Taller dirigido a los responsables del área de cocina de las principales Casas de Acogida en el Comedor Popular San Calixto, centro de asistencia social que alimenta de forma gratuita a un promedio de 160 personas de la tercera edad, Daza presentó la soya como un alimento saludable para los bolivianos, dando a conocer de manera práctica las variadas formas de preparación de este grano.

Entre la gama de productos que pueden elaborarse mencionó: Leche de soya, puré, harina para preparar queques y tortas; hamburguesas, chicha y queso; además de su procesamiento para utilizarlo como alternativa al consumo de carne en las comidas diarias. Para el jesuita, Fernando Jiménez, Director del Centro Integral Comedor Popular San Calixto, el Taller fue de alta importancia al permitir a su personal identificar nuevos productos para el menú. alimento tan abundante en Bolivia y de tan bajo costo, pero tan poco usado, es muy bueno”, puntualizó.

MÁS TITULARES DE Bolivia Agraria