Bolivia Agraria    

Aplicación de biocarbono y ácido piroleñoso disminuye el uso de agroquímicos en los cultivos

El ácido piroleñoso y biocarbono, dos insumos orgánicos de uso agrícola, disminuyen el uso de plaguicidas y abonos en la producción de cultivos.

El municipio de Capinota en el departamento de Cochabamba es el primero en implementar un plan de innovación que contempla la producción del ácido piroleñoso y el biocarbono, dos insumos orgánicos amigables con el medio ambiente que son empleados en la producción agrícola.

Estos bioinsumos son obtenidos a través de un proceso llamado pirólisis que se refiere a la transformación térmica de la materia orgánica (restos de cosecha, de podas, rastrojos, etc.) en ausencia de oxígeno. Este proceso se realiza en los equipos pirolíticos otorgados por el plan de innovación a 60 familias horticultoras de Capinota quienes actualmente producen y utilizan estos Bioinsumos.

El Biocarbono es la materia orgánica carbonizada producto de la pirólisis, los principales beneficios de este producto es que mejora la estructura y optimiza la disponibilidad de agua en el suelo, incrementa la actividad biológica y mejora la asimilación de los nutrientes.

Por otro lado, el Ácido Piroleñoso es el líquido que se obtiene por condensación de los gases liberados en el proceso de la pirólisis y entre sus propiedades se encuentra el efecto repelente de insectos, la propiedad de mejorar la actividad microbiana benéfica del suelo y la estimulación que genera en el crecimiento de las plantas.

La ejecución del proyecto se inició en junio del pasado año y su objetivo principal es evitar el excesivo uso de agroquímicos tóxicos que contaminan el medio ambiente, degradan los suelos y provocan desequilibrios biológicos.

Raúl Cossio, responsable del proyecto piroleñoso ICCO - COBOCE sostuvo que la innovación responde a la situación de una agricultura intensiva con alto empleo de agroquímicos y fertilizantes foliares, por cuanto el "uso abusivo de agroquímicos hizo que los suelos estén saturados de algunos nutrientes, alcanzando en muchos casos niveles tóxicos", ante esa situación se optó por orientar la producción agrícola capinoteña hacia un sistema más sostenible con la utilización de insumos locales como el biocarbono y el ácido piroleñoso y otras enmiendas como el yeso agrícola y el humus de lombriz, además del manejo agronómico.

Se realizaron ensayos en diversos cultivos como la papa donde, por exceso de salinidad, se comprobó que las plantas no asimilaban adecuadamente los nutrientes sin embargo con la aplicación del biocarbono se notaron grandes diferencias en el desarrollo del cultivo.

De acuerdo a versión de los agricultores, esta innovación se implementó con éxito puesto que se mejoró el desarrollo de los cultivos. Félix Gómez, agricultor de la zona de Irpa Irpa, sostuvo que la aplicación del biocarbono en sus parcelas sirvió para mejorar los suelos y reducir el uso de fertilizantes en sus cultivos.

Como parte de la implementación del plan de innovación 150 beneficiarios y beneficiarias realizaron viajes de intercambio de experiencias a Kopia Center Bolivia, al Centro Nacional de Producción de Semilla de Hortalizas, Biodel y al municipio de Samaipata en Santa Cruz para visitar la Finca Asano y la empresa Uvairenda.

Gracias a esta experiencia, los productores de la Asociación de Desarrollo Integral, ADI "Los Vecinos" lograron conocer otras formas de producción más sustentables y amigables con el medio ambiente las cuales están siendo replicadas en sus unidades de producción de Capinota, siguiendo una agricultura basada en el equilibrio de los factores de producción, prescindiendo completamente de agroquímicos y realizando la labranza mínima del suelo.

El proyecto se desarrolla en el marco de la implementación del Plan de Innovación "Promoción de reactores familiares de producción de Biocarbono y abonos foliares para la producción de hortalizas y forraje en el Valle de Capinota de Cochabamba, Bolivia" desde el año 2017 con apoyo financiero de la Real Embajada de Dinamarca, a través del Fondo de Innovación administrado por FUNDESNAP y Fundación VALLES, ejecutado en el marco del Programa de Responsabilidad Social de ICCO Cooperation - COBOCE, "Generando Emprendimientos con Valores".

MÁS TITULARES DE Bolivia Agraria