ECONOMÍA    

En 2014, fueron de casi $us 15 mil millones

Reservas Internacionales bajan a menos de $us 10.000 millones

• Las autoridades nacionales confían en que el oro recuperará su valor y por ende las reservas subirán; empero el valor del metal precioso está aún por debajo de los $us 1.300 la onza troy

De acuerdo con datos difundidos del Banco Central de Bolivia (BCB), las Reservas Internacionales bajaron a menos de $us 10.000 millones hasta el 3 de noviembre, lo que demuestra que la economía internacional y, en especial, de los socios de Bolivia, no se recuperan aún de su crisis.

En su rendición de cuentas, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Mario Guillén, coincidió con el presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Pablo Ramos, en que las reservas si bien bajaron, en el segundo semestre la situación mejoraría por la recuperación de Brasil.

Sin embargo, desde octubre pasado se observó más bien una tendencia a la baja. De septiembre a octubre, las Reservas disminuyeron en casi $us 200 millones, y al 3 de noviembre sufrió otra merma de $us 6 millones.

Su pico más alto alcanzó en 2014, cuando llegó a casi $us 15.000 millones, pero al siguiente año fue bajando, por efecto de los créditos que otorgó el Gobierno a las empresas públicas; las que no puede reponerse, debido al déficit comercial que mantiene el país desde el 2015.

Los precios de las materias primas no vuelven todavía a sus picos altos, como en años pasados. El economista mexicano Pablo López dijo que no se recuperarán por lo menos en los próximos tres años. Por esta razón es necesario analizar otras opciones para mantener la estabilidad económica en los países exportadores de recursos naturales.

Los economistas José Gabriel Espinoza y Ernesto Bernal, en su momento, señalaron su preocupación por la disminución de las reservas nacionales y sugirieron al Gobierno efectivizar el gasto, ya que el tiempo de las vacas gordas pasaron, por los altos precios de los commodities.

BANCO CENTRAL

En octubre, Ramos Sánchez aseguró que el país no registra una pérdida incontrolable de sus Reservas Internacionales y explicó que los valores contables de las mismas se modifican, debido a varios de componentes.

“El nivel de las reservas se modifica con los precios internacionales, pero están por encima de los 10.000 millones de dólares, estamos en un nivel similar al de principios de año. No hemos tenido pérdidas que puedan amenazar la estabilidad económica”, señaló la autoridad.

Sin embargo, de acuerdo a las estadísticas semanales del BCB las reservas llegaron, al 3 de noviembre pasado, a $us 9.928 millones, último dato que muestra que la recuperación todavía no llega a las reservas internacionales del país.

En esa oportunidad, el Presidente del Ente Emisor desmintió las aseveraciones realizadas por algunas personas, quienes afirmaron que el país está sufriendo una pérdida incontrolable de reservas.

“Eso no es cierto”, puntualizó Ramos. Expuso que, como parte de las Reservas Internacionales, el país cuenta con 42.5 toneladas de oro, cuya valuación se realiza sobre la base de la cotización internacional.

Sin embargo, en lo que se refiere al metal precioso, los precios no llegan a los similares de años pasados y apenas sobrepasan los $us 1.250 la onza troy, cuyo valor oscila de acuerdo a los mercados internacionales.

PRECIO DEL ORO

Para el presidente del Banco Central, el oro está en franco ascenso y eso determina que las reservas aumenten; sin embargo reconoció en la oportunidad que el valor bajó nuevamente.

Ramos Sánchez explicó que esa situación influye en que el valor de las Reservas Internacionales, representadas por el oro, pueden disminuir, pero también subir, tomando en cuenta que la participación de ese metal es del 17% en el total de las Reservas Internacionales Netas (RIN).

EUROS

El Presidente del BCB también dijo que se tiene reservas en euros, cuya moneda tuvo una cotización de 1,19 por dólar, pero luego bajó a 1.17. Entonces, cuando baja la cotización del euro, obviamente el valor contable de nuestras reservas baja.

MÁS TITULARES DE ECONOMÍA