ECONOMÍA    

Crítico sector externo

Disminuida renta petrolera

Los precios del petróleo en el mercado internacional no sólo afectaron los ingresos del TGN, sino también a las regiones, ya que no disponen de ingresos adicionales para ejecutar obras de infraestructura a excepción de las menores transferencias del Gobierno central, (IDH y regalías). La renta petrolera se aproximó a $us 2.000 millones, pero esa cifra es aún muy modesta para revertir el alto déficit comercial que tiene el país y que llegó a $us 1.302 millones en 2017, según cifras del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (Ibce). En los dos últimos años, la situación de los hidrocarburos se vio afectada por una menor inversión, lo cual dejó una vez más en evidencia que Bolivia continúa dependiendo de la venta de productos básicos conocidos también como commodities.

INDUSTRIALIZACIÓN

En este tema, los especialistas, Boris Gómez Úzqueda y Mauricio Medinaceli, señalaron por separado, que la industrialización es importante, pero no en la magnitud de otros proyectos regionales, y que esta labor corresponde al sector privado.

Medinaceli puntualizó que en el caso de la urea y amoniaco resulta un proyecto pequeño, porque representa una 20ava parte del valor de las exportaciones de gas natural a Argentina y Brasil.

Ambos analistas coincidieron también que no existen nuevos hallazgos, y que la actual administración cosechó lo sembrado en el pasado, y no se ha visto previsiones para los siguientes años.

“Evidentemente cuando más rápido la siembra es mejor, ya que el tiempo de maduración está entre cinco a 10 años”, dijo.

Medinaceli criticó que las autoridades muestren interés en un solo pozo, y dijo que esa no es la forma de hacer las cosas, al referirse al campo Boyuy, que se estima tiene 3TCF y que alcanzó los 4.000 metros de profundidad sin resultados. Precisó que mientras sean varios los proyectos en exploración, la probabilidad de éxito es mayor. “Un país que está atento sólo a un pozo, no puede llamarse gasífero”, sentenció.

MÁS TITULARES DE ECONOMÍA