Perspectivas y Negocios    

Gilbert Britto Osinaga habló con Perspectivas & Negocios

La clave, pasar de ahorrista a inversor

El conocimiento del proceso de inversión es fundamental para tomar riesgos con los ahorros de las personas o familias. Adquirir un Depósito a Plazo Fijo (DPF) puede ser una buena decisión, pero hay otras alternativas

Las decisiones inteligentes son una opción que gana terreno en muchos ámbitos de la economía y negocios. Antes de tomar decisiones es necesario repensar en una estrategia que puede llevar a las personas y familias a dejar de ser los tradicionales ahorristas titulares de una cuenta de ahorro en los bancos y convertirse en inversionistas.

Gilbert Britto Osinaga, dirige su empresa de asesoría de inversiones, Invertirbienbolivia.com y cree que las personas -por lo general- no tienen el hábito de invertir. “Con sólo colocar sus ahorros en un instrumento como los Depósitos a Plazo Fijo (DPF), cree que ya realizó una inversión”. Afirmó que tal situación no es del todo conveniente, ya que el rendimiento de sus ahorros podría ser menor a la inflación registrada un año antes de haber tomado su decisión.

Hay muchas viviendas que ingresan, por diferentes razones, al remate, luego de un proceso judicial, y pierde el propietario casi todo su dinero, pero en cambio si hay un inversor para esa vivienda, y compra al propietario lo hará a un menor precio del valor cotizable, donde ambos ganan, así como el propio banco acreedor, explicó.

La empresa que dirige comenzó a operar hace un año, y apunta a ser un referente en esta materia. Los pilares de la estrategia que propuso se sustentan en dos ejes: saber invertir y contar con educación financiera.

Explicó que las personas tienen que involucrarse en lo que es el mundo de las inversiones, y paralelamente haber recibido una educación financiera, ya que le permitirá conocer el sistema y dirigir su capital a negocios con alto potencial de retorno como es el sector inmobiliario, por ejemplo.

Dijo que una persona no puede gastar sus ahorros más del 20 por ciento, y por ello es vital tener una educación financiera para que pueda hacer crecer su capital, mediante la reinversión.

La firma que dirige tiene en portafolio diversos escenarios y productos acordes a las necesidades del cliente. “Dejamos que la persona tome la decisión en qué sector invertir, sólo tiene que ser mayor de edad y tener un capital promedio de 1.000 dólares”, señaló. Nosotros guiamos sus decisiones estableciendo alternativas y retornos, dice.

JUBILACIÓN

Educación financiera y saber invertir, son claves para alcanzar –por ejemplo - una renta de jubilación acorde al nivel de vida alcanzado, sostuvo. Para ello el cliente si es joven y comienza a incursionar en el mercado laboral, podría fácilmente destinar voluntariamente un diez por ciento adicional de las cotizaciones que efectúa mediante su empresa. Ello permitiría aumentar sustancialmente la densidad de sus cotizaciones y mejorar notablemente el cálculo de la renta de vejez. Eso es planificación, dijo.

Sostuvo que la clave en todo escenario de negociación es garantizar el retorno de la inversión. Dijo que un 15 por ciento anual se puede esperar cuando el escenario no es el mejor, pero si la situación es positiva puede llegar hasta 30 por ciento anual. Como cualquier sector, es necesario tener en cuenta la volatilidad del mercado que a veces puede favorecer o desfavorecer los escenarios de partida.

Así, si el año anterior la inflación cerró en 4 por ciento, los bancos pagarán un interés menor de esta cifra, y por lo tanto la inversión no resultará la mejor alternativa.

Britto indicó también que las inversiones inteligentes son una de las cinco alternativas que la empresa que dirige ha logrado desarrollar para diversificar sus ingresos y generar una rentabilidad superior a la que brinda el sistema financiero a nivel nacional. La referencia sería la caja de ahorros que paga entre 2 a 3 por ciento de interés anual, aunque el Banco Central ofrece mayores tasas para absorber ahorro del mercado financiero.

RENTABILIDAD

2 ó 3% de interés

La banca ofrece limitadas tasas de rendimiento a los ahorros del público. El experto abrió otras opciones que se pueden o deben explorar.

4.5 Por ciento es la meta inflacionaria del INE para este año

MÁS TITULARES DE Perspectivas y Negocios