ECONOMÍA    

Región necesita más reformas

Banco Mundial fijó 3.9% crecimiento para Bolivia

• El organismo multilateral propuso a los países fortalecer el crecimiento y demandó mayor inversión en capital humano y físico

El Banco Mundial vaticinó ayer un crecimiento económico no mayor a 3.9 por ciento de la economía boliviana en este año.

El organismo también denominado: “Mellizo de Bretton Woods” presentó ayer el informe: “Entre la espada y la pared: La encrucijada de la política monetaria en América Latina”, que incluye las perspectivas económicas semestrales para la región y China.

REFORMAS

El BM dijo que el país asiático seguirá liderando el crecimiento a nivel internacional, pero los países de la región deberán impulsar sus propias fuentes de recursos con nuevas reformas en áreas fiscal, educativa y laboral, entre otras.

El economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Carlos Végh, en su intervención sostuvo que algunos países han elegido subir las tasas de interés por lo menos en un comienzo del período, por temor a la inflación y aceleración de precios.

“Algunos países han implementado acciones debido al nerviosismo de enfrentar una inestabilidad”, manifestó el economista del organismo.

BOLIVIA

De acuerdo con las proyecciones del informe, Bolivia lograría crecer solo 3,9% este año, menor a la cifra que dio a conocer hace unos días el Fondo Monetario Internacional (FMI) que estimó en 4,2%.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) fijó un crecimiento de 4% para la presente gestión, cifra más conservadora que el 4,7% que proyectó el Gobierno.

Horacio Quiroga, presidente de los industriales, sostuvo hace poco la imposibilidad de que el país alcance el crecimiento anunciado por el Gobierno de 4.7%.

Todas las estimaciones de los organismos internacionales resultaron por debajo del crecimiento registrado en la pasada gestión, que fue 4,34%, lo que muestra que el doble aguinaldo no podrá cancelarse en 2017, por segundo año consecutivo. Los economistas José Gabriel Espinoza y Ernesto Bernal, en recientes declaraciones por separado, indicaron que no es sostenible el crecimiento sustentado solamente en el mercado interno y menos todavía en sectores no transables (que no exportan bienes), por los costos sociales que implican.

LA REGIÓN

Después de una etapa de desaceleración que se prolongó por seis años, se espera que la región retome el crecimiento en 2017.

Los pronósticos prevalecientes de analistas de mercado prevén en la un aumento en el PIB real de 1,2 por ciento en 2017 y 2,3 por ciento en 2018.

La aún débil reanudación del crecimiento se deberá primordialmente a la recuperación de Sudamérica, cuyo pronóstico es 0,6 por ciento para 2017 y 2,2 para 2018, luego de dos años consecutivos de contracción (el PIB real cayó 1,2 por ciento en 2015 y 2,9 por ciento en 2016).

LIDERAZGO

En la región la recuperación estará liderada por el despegue argentino, que se espera que crezca 2,8 por ciento en 2017 y 3,0 por ciento en 2018 (luego de una contracción de 2,2 por ciento en 2016) y Brasil, que retomaría la senda del crecimiento, con un 0,7 por ciento en 2017 y 2,3 por ciento en 2018, después de contraerse por dos años consecutivos.

El reporte indicó, asimismo, que Bolivia, Panamá y República Dominicana serán los países que más crecerán en Sud, Centroamérica y el Caribe, respectivamente.

INDEPENDENCIA DE BANCOS CENTRALES

Cuando se le preguntó al economista en Jefe del Banco Mundial Carlos Végh sobre cómo resolver el dilema de la política monetaria en América Latina, dijo que lo deseable era que los bancos centrales sean independientes y con bajos niveles de dolarización.

En Bolivia se promovió la bolivianización y se redujo las transacciones y el encaje legal en moneda extranjera, sin embargo, el Banco Central de Bolivia depende del Ministerio de Economía.

CHINA

El informe del Banco Mundial anticipó también un contexto de estancamiento de los factores externos de crecimiento. Tal el caso de China, por ejemplo, (particularmente importante para los países de Sudamérica).

Sostuvo luego que es de vital importancia que las naciones de la región profundicen reformas estructurales en educación, mercados laborales y sistemas previsionales, para generar su propio crecimiento.

SALDO FISCAL

Por otra parte, el informe reveló que 28 de los 32 países de la región mostrarán un saldo fiscal global negativo en 2017.

Las tasas de deuda promedio se situarán en 58,7 por ciento del PIB, con seis países con tasas superiores al 80 por ciento.

MÁS TITULARES DE ECONOMÍA