La Guía    

LO NUESTRO

Lucio Chuquimia Aguirre el hombre que cambió la historia del Gran Poder

* A quince años de su partida, hoy recordamos a este notable folclorista que hizo posible que la tradicional festividad paceña sea la Fiesta Mayor de Los Andes y Patrimonio Cultural de Bolivia.

Cuando Zulma Yugar afirmaba que gracias al aporte de Lucio Chuquimia Aguirre hoy los bolivianos, y de manera especial los paceños, tenemos la posibilidad de mostrar al mundo entero lo que es la fantástica Entrada del Gran Poder, la consagrada artista y gestora cultural no se equivocaba.

Y es que gracias al trabajo que realizó el conocido folclorista, la historia de la tradicional festividad cambió hasta convertirse hoy en la Fiesta Mayor de Los Andes y en Patrimonio Cultural de Bolivia.

A quince años de su sensible fallecimiento, La Guía recuerda la intensa e incansable labor que Chuquimia efectuó para que la fastuosa entrada del Gran Poder deje de ser una fiesta barrial para convertirse en la fiesta de toda una ciudad, tal como destacó el prestigioso historiador Fernando Cajías de la Vega.

“Don Lucio”, como cariñosamente le llamaban sus amigos y sus hermanos folcloristas, murió el 10 de enero del 2003 en la ciudad de La Paz, con la satisfacción de haber dedicado gran parte de su vida al engrandecimiento del folclore por devoción al Señor del Gran Poder.

“Me siento satisfecho de que el Gran Poder se haya convertido en patrimonio de todo el pueblo paceño y que muestre su riqueza folclórica al mundo entero. El hecho de que ahora nuestra niñez y juventud bailen y gusten de nuestras danzas, aspecto que antes desafortunadamente era considerado como un insulto y algo denigrante, me llena de alegría y orgullo”, insistía Chuquimia en reiteradas oportunidades.

Luego de crear la Fraternidad “X” del Gran Poder en enero de 1974, “don Lucio” tuvo el mérito de fundar en mayo de ese año, junto a Luis Calderón López, la Asociación de Conjuntos Folclóricos del Gran Poder, entidad que hizo posible que la tradicional manifestación cultural alcance ribetes de magnificencia y tenga una gran promoción a través de los medios de comunicación, entre ellos EL DIARIO, en ese entonces dirigido por los patricios paceños Jorge Carrasco Villalobos y su señora esposa, doña Elena Jahnsen de Carrasco.

Un año más tarde, en 1975, Chuquimia pasó a la historia porque hizo posible que la entrada folclórica, que antes se realizaba solamente en los alrededores de la populosa zona de Chijini, irrumpa con fuerza en el centro de la sede de Gobierno, lo que significó para miles de bailarines la “toma simbólica” del “corazón” de la capital paceña y la ansiada conquista en la integración de aymaras y mestizos.

A partir de ese año, la historia del Gran Poder cambió radicalmente. De ser la expresión de “bailarines indígenas” se convirtió en el mayor orgullo de la tradición paceña, hasta el extremo de que la alcaldía, la empresa privada e incluso el entonces presidente de la República, Hugo Banzer Suárez, hicieron suya esta fiesta popular.

La festividad empezó a generar un impresionante movimiento socio-económico, ya que creó un notable mercado de consumo y fuentes de trabajo, especialmente para los artesanos de diferentes especialidades, además de que contribuyó al flujo turístico nacional e internacional. A ello se debe agregar que esta festividad marca el rumbo del calendario folclórico del departamento de La Paz, porque es una suerte de vitrina para las demás entradas folclóricas.

PERSONALIDADES QUE DESTACAN LA LABOR DEL FALLECIDO FOLCLORISTA

* Zulma Yugar:

“Todos y cada uno de los bolivianos sabemos del esfuerzo y el fortalecimiento que don Lucio Chuquimia Aguirre ha realizado de la Festividad del Gran Poder, que ha ido creciendo año tras año. Gracias a su aporte, hoy los bolivianos, y de manera especial los paceños, tenemos la posibilidad de mostrar al mundo entero lo que es la fantástica Entrada del Gran Poder. Por eso considero que don Lucio fue, es y será una de las más grandes personalidades del folclore nacional”.

*Enriqueta Ulloa:

“Cada uno de los bolivianos debemos aprender un poquito de la encomiable labor que realizó don Lucio Chuquimia en la defensa intransigente de nuestro patrimonio cultural. Trabajar a lo largo de más de 25 años en difundir, rescatar, fomentar, proteger y defender el folclore nacional merece nuestro eterno reconocimiento para el gran impulsor de la Festividad del Gran Poder”.

* Fernando Cajías de la Vega:

“…don Lucio Chuquimia se puede decir que tuvo la gran victoria de lograr que el Gran Poder deje de ser una fiesta barrial para convertirse en la fiesta de toda una ciudad. Llegar al paseo El Prado, en ese momento, fue un gran triunfo… y don Lucio tuvo el gran mérito de que El Prado también sea centro de una de las grandes fiestas de nuestro folclore”.

MÁS TITULARES DE La Guía