La Guía    

La directora de la OSN evalúa su gestión

Roxana Piza

“La Sinfónica Nacional es la única orquesta en el país que aglutina a un personal altamente especializado”

Roxana Piza ya está un año como directora general ejecutiva de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN). Recuerda que asumió el cargo “con un compromiso rotundo con la patria y con la OSN, un compromiso de trabajo con eficiencia y eficacia y con un solo horizonte: lograr de manera óptima la misión y visión de la OSN de Bolivia, de ser la máxima expresión musical con grandes maestros de maestros que mantienen día a día la cultura universal y boliviana”.

El balance de este año de gestión es desde ya positivo. “Logramos la difusión de la música universal y nacional con 12 programas planificados de casi 30 presentaciones y 24 presentaciones adicionales con convenios, apoyo cultural y con el Estado, haciendo alrededor de 50 presentaciones”, resalta.

La Sinfónica brindó conciertos con obras de compositores clásicos universales como Mozart, Tchaikovsky, Beethoven, y también compositores nacionales, como Alberto Villalpando, Yayo Jofré, Humberto Iporre, Willy Pozadas, Javier Parrado, resaltando a arreglistas como Nicolás Suárez, Javier Parrado, Willy Pozadas y Álvaro Montenegro, entre otros.

“Asimismo, presentamos obras con artistas internacionales, como el bandoneonista Carlos Buono en el programa Tango Sinfónico un abrazo musical entre Argentina y Bolivia (…) También la OSN jugó un rol importante en la reivindicación marítima junto a la Armada Boliviana. Se hizo convenios con el Conservatorio de Música con 6 conciertos, se apoyó a la cultura en concierto de piano de los hermanos Chávez Auzza, quienes representaron a Bolivia en México ocupando el segundo puesto. También se presentó sinfónica de películas como Rocky, Star Wars, Titanic, Jurassic Park, Coco, Toy History, E.T., Batman, Avengers, UP, Princesas, etc. Cada presentación fue del deleite del público.

Se generó ingresos adicionales en la presentación del Lanzamiento Galaxy S9 Samsung en la fachada de la iglesia de San Francisco, generando la difusión a nivel mundial de millones de personas que apreciaron la interpretación de la OSN. También se integró a los artistas plásticos con exposiciones de cuadros en toda técnica.

Se generó nuevo público de niños, jóvenes y mayores, estudiantes, pudimos mostrarnos al público y decir: “Esta es tu orquesta, la Orquesta Sinfónica de Bolivia”. Se logró evaluar al personal musical de manera legal mediante audiciones con jurado interno y externo, como es el maestro Rodrigo Coutier, un boliviano que vive en Colombia y es parte de la Orquesta Filarmónica de Bogotá. Asimismo la evaluación del personal administrativo, ambos para medir el grado de rendimiento y mejorar. Se realizó obras de mantenimiento en la infraestructura, la adecuación y refacción del Centro Sinfónico, como mobiliario y otros para dar mejores condiciones (…), considerando que es una infraestructura antigua y que fue considerada como Patrimonio de la ciudad de La Paz”, destaca la directora de la OSN.

LG: ¿QUÉ FUE LO MEJOR DE ESTE AÑO DE GESTIÓN?

R: Musicalmente, lograr gestionar lo planificado y lo no planificado, en lo administrativo, la restructuración del personal idóneo con compromiso, en la infraestructura, dar mejores condiciones, y lo más importante, el compromiso de trabajo del personal musical y administrativo con la OSN.

LG: ¿QUÉ QUEDÓ PENDIENTE?

R: En mi criterio todo queda pendiente, porque debemos exigirnos más, soñar con lograrlo todo, crecer como Orquesta Sinfónica de Bolivia en todos sus niveles, falta la OSN juvenil, infantil, falta mucho por construir.

LG: ¿CUÁL ES LA MAYOR FORTALEZA DE LA ORQUESTA?

R: Ser la única institución musical de Bolivia con legitimidad social, institución descentralizada con autonomía de gestión, generadora de recursos para lograr su auto sostenibilidad, con programación musical anual que responde a estándares internacionales de alta calidad, con público diverso. Es la única orquesta en el país que aglutina a un personal altamente especializado y capacidad de producción de 2 programas cada mes y muchos programas extraordinarios y lo más importante, con compromiso con la patria, con su público que día a día aplaude.

LG: ¿QUÉ TE HAS PROPUESTO COMO DIRECTORA DE LA ORQUESTA?

R: Lograr a corto plazo hacer que la OSN tenga la infraestructura adecuada, lograr la construcción de un teatro de ópera con la ayuda del Estado boliviano, y que la OSN tenga mínimamente 70 músicos y un personal administrativo con perfil idóneo y mucho compromiso para sacar adelante el patrimonio de todos los bolivianos.

LG: ¿QUÉ SE VIENE CON ESTE AÑO PARA LA OSN?

R: Mucho, realmente una programación de lujo musical, una propuesta de 12 conciertos de abono, 4 y más extraordinarios bajo la dirección musical del maestro Weimar Arancibia. La apertura se presentará el 20 y 21 de febrero con valses y oberturas.

TRANSFERENCIA DE INMUEBLE PARA LA OSN

El pasado 25 de enero se realizó la firma de minuta de transferencia del inmueble de la Orquesta Sinfónica Nacional entre el Ministerio de Economía y Finanzas Publicas y el Ministerio de Culturas y Turismo.

El acto contó con la presencia de la ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca; el director del Servicio Nacional de Propiedad del Estado, René Martínez; el equipo jurídico del Estado a la cabeza del doctor Williams Dávila; y la directora General Ejecutiva de la OSN, Blanca Roxana Piza Mancilla.

LG: ¿QUÉ BENEFICIOS TRAERÁ LA RECIENTE FIRMA DE LA MINUTA DE TRANSFERENCIA DEL INMUEBLE DE LA OSN?

R: Primeramente la inversión del Estado Boliviano, antes no se podía invertir porque los predios pertenecían al Ministerio de Educación y Culturas (…). Ahora ya pertenece al Ministerio de Culturas y Turismo, es decir, que el Ministerio podrá invertir en mejoras de infraestructura y transferir el inmueble a beneficio de la OSN para que genere sus propios ingresos y lograr que sea una orquesta grande, digna representante musical de todos los bolivianos a nivel nacional e internacional.

MÁS TITULARES DE La Guía