ECONOMÍA    

Fijan reunión para febrero

Perú anuncia demanda de gas en los próximos años

Bolivia va en busca de nuevos mercados ante los anuncios de Brasil y Argentina, de demandar menores volúmenes y a precios competitivos. Aunque Perú, Paraguay y Uruguay, este último si se concreta, no son la dimensión de los que son en la actualidad, de las naciones más grandes de Sudamérica

Después de la reunión de los ministros de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, y de Energía y Minas de la República del Perú, Francisco Ísmodes Mezzano, el vecino país anunció demanda de gas prontamente para su región sur, y fijaron nueva cita para febrero próximo.

El Ministro de Perú señaló que ambos países tienen un objetivo en común, que los recursos naturales puedan beneficiar a la población, es por ello que avanzan en la elaboración de un proyecto de masificación. “Prontamente estaremos demandando este proyecto de masificación de gas en el sur del país, que comprende siete regiones”, apuntó.

TEMAS

El principal objetivo de la cita fue fortalecer la integración energética entre ambos países, así como intercambiar información y experiencias sobre la cadena de comercialización del GLP, así como la exploración en cuencas y áreas de interés mutuo, experiencias en normativas y buenas prácticas, desarrolladas en materia de hidrocarburos.

En ese marco, el ministro Sánchez aseguró que ambos países comenzaron a trabajar la agenda energética binacional, en el marco de la agenda binacional dirigida por el presidente, Evo Morales, y el presidente de Perú, Martín Vizcarra.

“Nosotros tenemos interés de hacer inversiones en el Perú, en el puerto de Ilo. Estamos trabajando para poner una gran planta de almacenamiento, para importar gasolina, diésel y crudo y construir un oleoducto hacia la ciudad de La Paz, y de ahí lleguen a las refinerías. Hay también la visualización de otro proyecto importante de poner una planta de licuefacción para exportar volúmenes de gas por el puerto de Ilo”, señaló.

MERCADOS

Luego de los de los anuncios de parte de Brasil y Argentina, de avanzar en la modificación del contrato y apuntar a un nuevo acuerdo, el Gobierno avanza en la diversificación de mercados, aunque no serán tan grandes como los que tiene ahora.

Además enfrenta otra dificultad, que está referida al poco éxito que tuvo en la exploración de nuevos pozos y aumentar las reservas, y esto se debería a la falta de planificación para encontrar nuevos yacimientos.

También va por Paraguay, pero ambos mercados requerirán una oferta competitiva, y una provisión asegurada, mientras tanto van por Brasil por el 50 por ciento del volumen que despachaba al vecino país.

ESCENARIO

Los precios del petróleo serán el horizonte para la inversión pública privada, además de atraer capital foráneo, pero también está en juego los incentivos que otorguen los países a las compañías transnacionales.

En Argentina y Brasil, las modificaciones a la normativa de hidrocarburos permitió que tanto Vaca Muerta como el Presal reciban inversiones para desarrollarlas, y es por ello que su producción de hidrocarburos se incrementó.

Ambas naciones se podrían convertir en competidores de Bolivia, ya que tendrán producción para exportar así como para su mercado interno, lo contrario para el país que mantiene una normativa poco actualizada en el marco de la Constitución Política del Estado.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) hace poco en un informe señaló que la demanda de gas se incrementará en los próximos años, y por ello las inversiones deben llegar a este sector en mejores condiciones.

Organismos internacionales señalan que el precio del petróleo, en promedio, estará en 50 dólares durante la presente gestión. La volatilidad del precio marco las gestiones pasadas, y recién empezó a estabilizarse a mediados del 2018.

El mes de enero empezó con anuncios de recortes de países productores, mientras tanto la explotación de shale gas en Estados Unidos, se mantiene, y lo deja como el principal productor de hidrocarburos.

MÁS TITULARES DE ECONOMÍA