La Guía    

COMUNICABILIDADES

Realidad falseada

Gabriel Astorga

Vivimos en una época ingeniosa, cuando los celulares, los automóviles y hasta los televisores son “smart” (inteligentes).

La humanidad alcanzó un nivel impresionante de “híper conectividad simultánea” y cada día se produce y se comparte miles de informaciones a nivel global.

Sin embargo, nunca antes la humanidad se había “autoengañado” tanto como lo hace actualmente.

El autoengaño está por todas partes, respiramos una atmósfera cargada de “posverdad”, donde los hechos que se comunica son “exagerados”, “disfrazados” o “tergiversados” para beneficio de unos cuantos.

Celebridades y personajes públicos (a nivel mundial) pagan a empresas para que les vendan seguidores falsos en la redes sociales, así obtienen millones de “likes” que incrementan su popularidad, lo que a su vez les permite obtener jugosos contratos con todo tipo de empresas que les pagan por anunciar productos.

Autoridades y políticos de todo el mundo hacen declaraciones grandilocuentes a la prensa, jugando con una retórica hiperbólica alejada de la verdad.

Periodistas que replican y publican informaciones sin investigar y sin cuestionar lo que posiblemente no es verdad.

Redes sociales inundadas de “fake news” (noticias falsas), que se hacen virales porque 9 de cada 10 personas las comparten sin molestarse en analizarlas.

Es difícil saber qué es verdad y qué es falso porque mucha información circula sin fuente de origen.

Ante este panorama, ¿qué podemos hacer? Dejar de ser ingenuos (para empezar), aprender a distinguir lo real de lo exagerado, no creer todo lo que se publica y saber leer “entre líneas” antes de compartir.

(*) Director ejecutivo de Xperticia. Empresa de Capacitación y Asesoramiento en Comunicación. (Sigue a Gabriel Astorga y Xperticia en Facebook).

MÁS TITULARES DE La Guía