INTERNACIONAL    

Estados Unidos

Explosivos causan un muerto y dos heridos

• Una hipótesis policial señaló que se sospechan que otras explosiones similares estén relacionadas por crímenes de odio

Austin (Texas).- Dos “poderosos” paquetes explosivos, cuya autoría podría ser de la misma persona, provocaron ayer la muerte de un joven y dejaron a otras dos mujeres heridas de gravedad en Austin, según explicaron las autoridades policiales.

El primero de los “poderosos” artefactos explotó a primera hora de la mañana, y provocó la muerte de un varón negro de 17 años y dejó en estado crítico a una mujer negra de 40 años, quien en estos momentos se encuentra en un hospital de la capital texana.

Además, el nerviosismo aumentó cuando horas después explotó un segundo paquete y una mujer de origen hispano, de 70 años, fue trasladada a un hospital con pronóstico reservado.

RELACIÓN DE HECHOS

En rueda de prensa, el jefe interino de la Policía de Austin, Brian Manley, aseguró en el lugar de los hechos que ambos sucesos “podrían estar relacionados”, aunque agrego que no tienen “ningún sospechoso ni ningún vehículo registrado”.

La investigación se encuentra en sus primeros pasos, por lo que Manley no quiso desvelar ningún detalle sobre el material usado por el presunto asesino, ni determinó si las víctimas tienen algo en común o fueron elegidas de forma aleatoria.

“Lo único que sabemos es que hay alguien con la capacidad de elaborar estos explosivos poderosos, por lo que rogamos a la gente que esté atenta y colabore con las autoridades”, valoró.

Manley quiso tranquilizar a la ciudadanía diciendo que “no es el momento de entrar en pánico” y pidió que agudicen las precauciones, manteniéndose “alejados” de paquetes sospechosos o correspondencia que no esperen o desconozcan su destinatario.

“Estos artefactos pueden explotar de muchas formas, así que no toquen ni manipulen nada que no sea de confianza”, advirtió el agente.

CRÍMENES DE ODIO

Según el Diario El País, el jefe de policía, Brian Manley, afirmó en rueda de prensa que las dos primeras detonaciones parecen relacionadas. Tanto en el caso de 2 de marzo como en el de primera hora de ayer, un paquete fue depositado durante la noche ante la puerta de entrada de las viviendas atacadas, sin haber utilizado el correo ni ningún otro tipo de servicios de mensajería para su envío. “Sabemos que los dos hogares donde se colocaron esos paquetes pertenecen a afroamericanos, así que no podemos descartar que se trate de crímenes de odio en el centro de todo, pero no estamos diciendo que esa sea la causa”, afirmó Manley. Se investigan como homicidios y no han detectado indicios inmediatos “de terrorismo”.

Un segundo paquete fue descubierto en la zona donde se produjo la primera explosión esta mañana, con lo que algunos residentes, periodistas y transeúntes fueron evacuados mientras la policía determinaba si se trataba de otro explosivo o simplemente el descuido de alguien. (El País - EFE)

MÁS TITULARES DE INTERNACIONAL