CULTURAL    

INTELIGENCIA EMOCIONAL

Obtienes la esencia de lo que piensas constantemente

Eduardo Kucharsky Asport

“La relación entre lo que piensas y lo que obtienes es como una ecuación perfecta”*

La fuerza de nuestros pensamientos, aparte de propiciar aprendizajes y entendimientos, activa la ley de atracción, independientemente del tipo de idea a la que estemos prestando atención.

La mecánica de la ley de atracción siempre es la misma, obtenemos la esencia de lo que pensamos y como tenemos un promedio de doscientos cincuenta mil pensamientos al día, ya podrá imaginarse nuestro querido lector o nuestra fiel lectora, cómo está utilizando la ley de atracción en su vida.

Otra forma de leer la realidad personal que está creando con la ley de atracción es analizando las cosas buenas y las cosas malas que hay en su vida; una vez hecho este análisis debe comenzar a darse cuenta y examinar los pensamientos negativos que piensa junto con sus ideas negativas que son los elementos que activan la ley de atracción en su aspecto negativo

La mayor parte de los problemas que tenemos provienen de nuestro proceso pensante y de las ideas negativas, casi sin darnos cuenta y de la manera más inconsciente posible; es posible revertir esta situación comenzando por clarificar las ideas positivas que queremos pensar que queremos que se manifiesten en nuestro mundo personal y esto se consigue haciendo una lista de las ideas más importantes que usted desearía manifestar en su vida, en sus asuntos, en sus relaciones personales y en las metas y resultados que quiera obtener en la vida.

A continuación voy a dar una sucesión de palabras que pueden representar esa lista de ideas necesarias que podrían crear una mejor manifestación de la ley de atracción en su vida para que pueda manifestar y atraer soluciones, mejoras y aprendizajes efectivos en su vida.

En vez de negatividad, “positividad”; en vez de escasez, “abundancia en todos los aspectos de mi vida”; en vez de terquedad, “disposición de aprender y de entender”; en vez de enfermedad, “salud, vitalidad y alegría”; en vez de problemas, “soluciones”, en vez de mal humor o mal carácter; “actitud amorosa y actitud positiva” y en vez de depresión o negatividad, “alegría de aprender y de gobernar nuestra mente y nuestro proceso mental”.

Para activar la ley de atracción en su beneficio, puede escribir las palabras que están entre comillas hasta memorizarlas y luego repetirlas con un estado y una actitud de confianza y de alegría interior y los nuevos resultados irán llegando con el correr de los días si se persevera en dicha ejercitación. Nos vemos en el artículo de mañana.

MÁS TITULARES DE CULTURAL