La Guía    

COMUNICABILIDADES

La publicidad no sólo se la debe ver, escuchar o leer…

Gabriel Astorga

Las radios están saturadas de publicidad, los canales de TV rebosan de anuncios comerciales, los periódicos están repletos de artes publicitarios, vemos las calles empapeladas de afiches, los servicios de transporte (como el Teleférico) también exhiben anuncios comerciales, pero ¿cuánta de esta publicidad es realmente efectiva?

¿Será suficiente mostrar un afiche o arte publicitario para cautivar a los potenciales clientes?, ¿será suficiente colocar un anuncio en el periódico para vender automáticamente?, ¿será suficiente poner publicidad en la radio o en la televisión para captar clientes?

¿Cuánta de esta publicidad realmente vende? Hay mucha publicidad que sólo trae beneficios a los medios que la difunden, pero no al que patrocina el anuncio.

Para que un anuncio se traduzca en beneficios, primero debe ser efectivo. Esto significa que debe generar ventas en el mismo instante que se difunda, no mañana… sino en el momento que llega al público, de lo contrario es sólo un anuncio.

La efectividad depende del nivel de audiencia que tenga el medio donde se publicita, depende del horario en que se difunda, depende del día, del programa, depende incluso del humor de la audiencia. Y… todos estos son factores aleatorios a menos que (previamente) se investigue dónde, cuándo y por qué poner publicidad en éste o en aquel medio.

No es suficiente que a nuestro producto se lo vea en la TV, se lo escuche en la radio o se lo lea en el periódico… lo importante es que cada aparición mediática se traduzca en un cliente ganado, de lo contrario sólo estamos haciendo bulla.

(*) Director ejecutivo de Xperticia. Empresa de Capacitación y Asesoramiento en Comunicación.

(Sigue a Gabriel Astorga y Xperticia en Facebook)

MÁS TITULARES DE La Guía