CULTURAL    

INTELIGENCIA EMOCIONAL

¿Se puede ayudar a nuestros hijos telepáticamente?

Eduardo Kucharsky Asport

“Los pensamientos combinados con el amor pueden producir verdaderos milagros”

 Hay situaciones en la vida en la que los papás nos vemos imposibilitados de ayudar a nuestros hijos cuando éstos están cometiendo uno o más errores y no se están dando cuenta de ello.

Tratar de hablarles directamente no funciona, las sugerencias o las indirectas, tampoco y para estos casos extremos aprenderemos hoy un ejercicio de la comunicación telepática para poder ayudar a nuestros hijos a observar internamente sus errores y las consecuencias de los mismos.

Aprendí la técnica como un último recurso para poder instaurar una comunicación positiva en mi hogar pues, la comunicación negativa es bastante destructiva, crea resentimientos, días de amargura y sufrimiento innecesario y cuando las personas no quieren cambiar ni consciente ni subconsciente mente, nos queda el recurso de la comunicación telepática que es amorosa, positiva y llena de buenas intenciones.

Vamos al ejercicio para que usted mi querido amigo o usted querida amiga pueda realizar su ejercicio telepático con cualquiera de sus hijos que le esté dando problemas y debe entender que debe ser el ejercicio por un tiempo mayor a dos semanas para ver resultados deseados.

Vamos al ejercicio: debe sentarse cómodamente y cerrar los ojos, debe soltar los músculos tanto como le  sea posible, debe pensar: “estoy utilizando el poder de mi concentración para dar una lección positiva y necesaria a “x” para que su actitud negativa se vuelva positiva”, a continuación debe tener la charla sincera con su ser querido sólo con los pensamientos imaginando que él o ella está frente usted igualmente sentado o sentada, con los ojos cerrados y el cuerpo bien relajado.

Después de comunicar la lección que su ser querido tiene que aprender, deberá finalizar la sesión imaginando una pequeña nube azul encima de su cabeza para que la lección quede sellada y se ponga en acción.

Debe tomar este ejercicio como algo fácil y agradable y tener esas charlas mentales durante dos semanas entendiendo que debe relajarse al máximo y concentrarse con su mejor disposición y los cambios irán apareciendo y deben ser, por lo tanto, reconocidos aunque al comienzo sean mínimos y de todos modos, puede proseguir con los ejercicios hasta lograr cambios más importantes y más significativos; nos vemos en el artículo de mañana.

Si desea tener una conversación con el autor o una consulta acerca de cualquier problema,   llame a los teléfonos del encabezado con confianza (2488284 – 72513317, también se responde por WhatsApp), los problemas sólo se resuelven cuando uno se decide a resolverlos de verdad.

MÁS TITULARES DE CULTURAL