La Guía    

COMUNICABILIDADES

Claro que sí…

Gabriel Astorga

¿Puedo mandar un saludo? Pregunta un oyente, llamando a una locutora de radio y ésta responde: “claro que sí”.

“En seguida hablaremos del partido de esta noche”, señala un comentarista deportivo y su colega le responde: “claro que sí… ya tenemos la conformación del equipo”.

“Vamos hasta la plaza Murillo, desde ahí nos informa nuestro colega… que ya tiene más informaciones al respecto”, señala un presentador de TV. “Claro que sí… ya estamos en inmediaciones de la histórica plaza…”, responde el colega aludido.

En conversaciones mediáticas se repite mucho la frase “claro que sí”. También la escucho en charlas cotidianas, familiares, entre amigos, colegas o vecinos.

Y no es que la frase esté mal dicha o mal construida, es correcta, lo que me llama la atención es que se la usa como una muletilla, es decir como una expresión que se repite con mucha frecuencia, como si se tratara de un tic de la persona que habla.

“Claro que sí”, se usa para afirmar algo con contundencia, pero si se repite en exceso es una muestra de un vocabulario “pobre” y termina convirtiéndose en una muletilla inconsciente.

El castellano es una lengua riquísima, variada y creativa. Tenemos sinónimos y expresiones equivalentes para casi todas las palabras, lo que nos hace falta es leer, aprender y practicar.

En lugar de decir “claro que sí”… podríamos intentar variar nuestro lenguaje con las siguientes palabras o expresiones que son equivalentes: Por supuesto, de acuerdo, muy bien, sí, vale, cómo no, me parece bien, ajá, claro, hecho, perfecto, estupendo, correcto, dale, sin duda, definitivamente, está bien, efectivamente, dalo por hecho, no lo dudes, ¿por qué no?... etc.

*) Director ejecutivo de Xperticia. Empresa de Capacitación y Asesoramiento en Comunicación.

(www.xperticia.net)

MÁS TITULARES DE La Guía