Cine Mundo    

Pesadilla en el infierno:

Una experiencia aterradora

Justo cuando creías que era seguro mudarse a una alejada casa de campo llena de horribles antiguas muñecas, insectos muertos y un delicado diseño floral de decoración llega Pesadilla en el infierno (Incident in a ghostland), un violento giro del director francés Pascal Laugier sobre una retorcida invasión a domicilio.

LA HISTORIA

Una madre y sus dos hijas, se mudan a la casa heredada por una tía difunta. En su primer noche en la nueva casa, dos extraños intrusos irrumpen en el hogar y la madre los confronta en defensa de sus hijas. Esta noche deja traumas en las hermanas adolescentes y sus diferencias se acentúan aún más, Beth se convierte en una aclamada escritora de terror y tiene una familia perfecta en Los Ángeles, en tanto Vera no pudo superar el mal rato y está sumergida en la locura.

SOBRE EL FILME

¡Pero no! ¿Fue solo una pesadilla? Al menos eso nos hacen creer cuando Beth se despierta aproximadamente una década después en una cama confortable. No solo es que ella está felizmente casada y tiene un bebé, sino que es autora de un libro, un macabro best-seller titulado ‘Incident in a ghostland’ que aborda en detalle cada instante de lo ocurrido aquella violenta noche. Sucede que ella recibe una llamada urgente de su hermana Vera, quien sigue viviendo en esa alejada casa con su madre, que la lleva a regresar y visitar la fuente de su trauma de niñez.

SOBRE EL DIRECTOR

A principios del 2000, nació un movimiento que se llamó ‘Nuevo Cine Extremo Francés’. En esta agrupación se incluían películas que mostraban a directores jóvenes tensando la cuerda de los tolerable en cuanto a la violencia y al sexo que se mostraba en pantalla. Por un lado estaban directores como Gaspar Noé con Irreversible, o Virginie Despentes con Baise moi. Pero también se incluían a películas de terror que mostraban escenas de gran crudeza en entornos más realistas. Así, una historia de conflictos sociales se mezclaban con caníbales. O el deseo de tener un bebé generaba una de las escenas más extremas vistas en el cine.

Uno de los realizadores más reconocidos de este movimiento fue Pascal Laugier, director de una película llamada Martyrs. La última media hora de este filme está considerado de lo más extremo que se vio en cines en las últimas décadas.

Su película siguiente fue el thriller sobrenatural titulado The tallman. Ahora su nueva pelíula Pesadilla en el infierno, llega seis años después de aquel y con un título muy bien logrado que hará las delicias de los fans del terror.

MÁS TITULARES DE Cine Mundo