ECONOMÍA    

Balanza Comercial enfrenta déficit en primer trimestre

• Los productos tradicionales y los no tradicionales mermaron sus ingresos, debido a la crisis económica de países desarrollados • Los precios de las materias primas no se recuperan, tampoco la de los alimentos

La balanza comercial del país registró un déficit comercial en 2015, después de muchos años, y la situación no cambió en el primer trimestre de la presente gestión. Bolivia compra más de lo que vende. El informe del Instituto Boliviano de Comercio Exterior reporta un descenso de más de 700 millones de dólares en la Balanza Comercial.

Pero no solo las ventas bajaron, sino también las compras, pero en menor porcentaje. De acuerdo al IBCE, las importaciones disminuyeron en 430 millones de dólares, en el primer trimestre de la presente gestión.

CIFRAS

Al primer trimestre de 2016, el valor de las exportaciones bolivianas –descontando las reexportaciones y efectos personales– se redujeron en 701 millones de dólares, es decir un 31% menos, comparado con el mismo período de 2015, señala el IBCE.

Asimismo, al mes de marzo del 2016, el saldo comercial de Bolivia registró un déficit de 374 millones de dólares, siendo este casi tres veces mayor al déficit obtenido en el mismo período de 2015.

Durante el período enero-marzo del 2016, los 5 principales mercados destinatarios de las exportaciones bolivianas fueron: Brasil (26%), Estados Unidos (14%), Argentina (13%), Colombia (7%) y Bélgica (5%), concentrando éstos el 65% de las exportaciones globales.

Los 5 principales proveedores de Bolivia fueron: China (19%), Brasil (18%), Estados Unidos (11%), Argentina (9%) y Perú (7%) con una participación en conjunto del 64% del total de las importaciones del país.

El superávit comercial con Brasil (69 millones de dólares) y Argentina (24 millones) fue reducido, comparado con lo registrado al mes de marzo del 2015.

PRODUCTOS

Por otra parte, datos estadísticos del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra descensos significativos del valor de los productos no tradicionales, como también de los tradicionales, cuyas bajas son significativas, al primer trimestre de la presente gestión.

Por ejemplo, la quinua bajó de 100 millones a 17 millones de dólares en el periodo analizado, de enero a marzo, entre 2015 a 2016; similar situación en el café sin tostar, que bajó sus ventas en aproximadamente 8 millones de dólares; y ni qué decir del gas natural, que reportó un bajón significativo, debido a las caídas de precios del petróleo en el mercado internacional.

La minería también pasa por un mal momento, ya que los precios bajos en el mercado provocaron una disminución de los ingresos, por valor de más de 200 millones de dólares; las prendas de vestir disminuyeron sus ventas en aproximadamente 15 millones de dólares.

En su momento, el presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia, Guillermo Pou Munt, señaló que el 2015 las ventas no tradicionales reportaron una baja de más del 20 por ciento, y en la presente gestión el panorama no cambiará, pero será en menor porcentaje.

DATOS

Las exportaciones, sin efectos personales ni reexportaciones, sumaron de enero a marzo de 2015, 2.291 millones de dólares, y en similar período de 2016 la cifra fue de 1.590 millones de dólares, con una variación porcentual de menos 31 por ciento; entretanto las importaciones, sin efectos personales, reportaron, en igual trimestre, 2.394 millones de dólares y 1.964 millones de dólares, con una variación porcentual de menos 18 por ciento.

MÁS TITULARES DE ECONOMÍA