La Guía    

LO NUESTRO

Eliodoro Nina y sus 50 años de carrera musical

* Multifacético, inquieto y gestor musical, así se define este incansable profesor y artista, quien recientemente cumplió cinco décadas de trayectoria artística.

El norte de Eliodoro Nina fue, sin duda, la música. Inicialmente como intérprete y luego como formador de varias generaciones de grandes valores artísticos, tal como lo hace en la actualidad en el Instituto de Música Helios, del que es su fundador y director. “Siento mucha satisfacción por haber participado a lo largo de estas cinco décadas en grupos musicales, instituciones y haber contribuido especialmente en el campo de la educación musical”, menciona el “profe Elios”, como le dicen de cariño sus pupilos y amigos.

LG: ¿Cómo y cuándo inició su carrera?

E: Aquel año de 1965, cuando mi madre me regala una guitarra, aprendiendo en forma personal, porque no había entonces centros de enseñanza. Después formé mi primer conjunto, llamado Los Taypis el año 1968, actuando en diferentes escenarios. Gané dos veces el primer premio como solista de guitarra los años 69 y 70, actuando en Radio Méndez, para posteriormente dedicarme a la enseñanza en diferentes escuelas y colegios: José Salmón Ballivián y Franz Tamayo de Pucarani, Marien Garten, Héroes de Boquerón, Don Bosco del Prado, Franz Tamayo, Guido Villagómez, la Escuela Militar de Música Adrián Patiño Carpio, culminando como catedrático y director de la carrera de educación musical en la Escuela Normal Simón Bolívar (1983 a 1994).

En 1986 fundé el Instituto Técnico Superior de Música Helios.

En lo artístico, el Trío Sudamericano, el Trio Dorado y también con el Mariachi Los Gallos de Oro fueron etapas muy interesantes.

LG: ¿QUÉ LE DIO LA MÚSICA EN ESTOS 50 AÑOS DE TRAYECTORIA?

E: La oportunidad de desarrollar un trabajo artístico y pedagógico de manera independiente a través de una institución educativa como es el Instituto de Música Helios, que hoy goza de un buen prestigio e imagen a nivel local, nacional e internacional, logrando estabilidad económica y familiar.

LG: ¿SE PUEDE VIVIR DE LA MÚSICA EN EL PAÍS?

E: Sí, yo lo he hecho, no será con grandezas, pero tengo lo que la música me ha dado.

LG: ¿A QUÉ INSTRUMENTO LE TIENE MÁS CARIÑO O QUÉ INSTRUMENTO CONSIDERA QUE EJECUTA MEJOR?

E: Bueno… interpreto todos los instrumentos que se enseña en el instituto, a cada uno le dediqué tiempo, por ello en las publicaciones se emplea mucha didáctica y pedagogía, pero desde luego toco más la guitarra, el requinto, el charango, el acordeón, órgano y piano

LG: ¿ALGÚN MOMENTO ESPECIAL LO MARCÓ EN ESTOS 50 AÑOS?

E: Muchos reconocimientos y condecoraciones por el GAMDLP, por el Gobierno Nacional a través de la Cámara de Diputados, Los Amigos de la Ciudad, La Escuela Superior de Formación de Maestros Simón Bolívar y otras instituciones. También haber organizado el XII Congreso y XI Encuentro de Charanguistas en el año 2017, culminado con un concierto de más de 120 charanguistas en Tiwanaku. Fue un evento realmente maravilloso, asistieron charanguistas de todos los departamentos y del exterior.

LG: ¿CÓMO CELEBRÓ ESTOS 50 AÑOS?

E: Con dos conciertos en homenaje a la Fundación de La Paz, con la Orquesta de Charangos, donde participaron varios de mis alumnos y egresados de hace muchos años, pero al mismo tiempo fue un recuerdo y homenaje intrínseco a la carrera que empecé en octubre de 1968; creo que celebrar con música es lo mejor.

“NUNCA FUI EGOÍSTA PARA ENSEÑAR”

¿Cuáles fueron sus mayores logros?, le consultamos al profesor Eliodoro Nina, a lo que respondió: “Ser guía y mentor para muchos que vinieron a mí”. “Nunca fui egoísta para enseñar, introduje la enseñanza de instrumentos como la guitarra, charango, quena y zampoña en el sistema educativo, en todas las escuelas, colegios e instituciones superiores donde trabajé, formando las primeras orquestas folclóricas desde los años 70. En principio fue resistido, por considerar a la quena y la zampoña instrumentos de indios y más aún el prejuicio o tabú de que estos instrumentos no debían tocar las estudiantes mujeres. (Otros de mis logros) fueron la publicación de 40 textos y métodos para diferentes instrumentos, más de 25 años de publicaciones de partituras en el periódico El DIARIO, con contenidos biográficos y entrevistas, haber conducido por 10 años el programa “La Hora Romántica” por diferentes emisoras de radio y también Tv.

Dirigir el conjunto de zampoñas más grande con 2317 participantes el 24 octubre del año 2004 en la Plaza San Francisco y la “Orquesta de los 1.000 charangos”, organizado por la S.B.C. en Potosí, el 24 de octubre de 2009. Ambos eventos fueron reconocidos por el Guinness World Records. Ser miembro activo y presidente de la Sociedad Boliviana del Charango de La Paz por varios años y crear la primera Orquesta de Charangos en La Paz, aún vigente”, recordó.

ANÉCDOTAS

“Corría los años 90, después de varios años de publicaciones en periódicos, alguna gente no me conocía personalmente; llegó a la academia una persona del interior y preguntó por el autor de las publicaciones y le digo que soy yo, y me dijo: “Quiero hablar con su papá, por favor llámelo”. Me costó convencerlo de que era yo, mostrándole mi carnet. (Otra anécdota) fue la visita constante de dos grandes maestros, don Néstor Olmos y Atiliano Auza”, recuerda.

MÁS TITULARES DE La Guía