NACIONAL    

Pronóstico meteorológico prevé 4 meses de lluvias

• El Gobierno anunció que está ajustando un plan nacional de emergencia

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) prevé intensas lluvias durante cuatro meses, de diciembre hasta marzo del próximo año, por lo que el Viceministerio de Defensa Civil comenzó a realizar ajustes al plan nacional de emergencia, cuya ejecución estará a cargo de los municipios, para atender posibles inundaciones y otras contingencias.

El viceministerio Óscar Cabrera tomó contacto con las gobernaciones y municipios para que activen sus planes de contingencia y coordinen acciones conjuntas. El pasado año, el sistema de defensa civil se activó con 11 millones de bolivianos y para el 2018 se harán aún los ajustes sobre base del presupuesto asignado. De acuerdo con lo adelantado, las zonas más afectadas serán la parte norte del país, o sea que las lluvias se producirán en los departamentos de Pando, Beni, La Paz, Trópico de Cochabamba y el norte integrado de Santa Cruz.

DECLARATORIA DE ALERTAS

Senamhi no desestima la posibilidad de declarar otra alerta naranja este fin de semana, como lo hizo en la anterior, pues esta vez inclusive podrían extenderse a siete provincias del Norte de Larecaja y de la región yungueña.

“Existen varias zonas en las que se detectó precipitaciones entre 60 y 80 mm, además en el norte de La Paz se pudieron observar que las lluvias llegaron a cubrir hasta 200 del suelo, esto implicaría a que las propias viviendas puedan también encontrarse en riesgo”, expuso el meteorólogo Carlos Salazar.

De su parte, la Unidad de Bomberos de La Paz se prepara para posibles inundaciones y rescates. “No hay que olvidar que en pasadas gestiones muchas personas se han visto afectadas, sobre todo por deslizamientos e inundaciones dentro de sus mismos hogares”, anotó el jefe de la Unidad de Bomberos, Roberto Martínez.

“Hay un 70% de probabilidades de tormentas más fuertes, tanto en la ciudad de La Paz como en la de El Alto, pero va poder confirmarse el viernes. Sin embargo, al pasar los días, estamos observando que existe un incremento de porcentaje, en sentido de que las tormentas se aproximan más hacia este sector”, añadió Salazar.

La autoridad recomendó a la población mantenerse alejada de las zonas en las que se presentan deslizamientos, debido al tipo de tierra de cada lugar. Chijipata, Huajchilla y otras áreas, sobre todo en la zona Sur.

OTROS DEPARTAMENTOS

Salazar puntualizó que pese a las lluvias intensas en el occidente, el oriente boliviano se encuentra en mayor riesgo, por el aumento en el volumen de las lluvias.

“Se ha detectado que en el oriente, sobre todo en Pando y Beni, la elevación del agua acumulada ha llegado hasta los 100 y 200 mm en muchos casos… sin embargo, hay que destacar que Santa Cruz tiene la mayor cantidad de provincias afectadas, pero no al grado de lo que se puede observar en Pando, por ejemplo, igualmente, el valle, pero en menor medida”, dijo la autoridad.

En Santa Cruz, las provincias más afectadas se encuentran Warnes, Ibañez, Ichilo, Sara, Santiesteban, Guarayos, Ñuflo Chávez, Velasco, Sandoval, Busch, Chiquitos y parte de la cordillera. Cochabamba: Carrasco, Chapare, Norte de Ayopaya.

Beni: Moxos, Marban, Cercado, Yacuma, Ballivián, Mamoré e Itenez.

MÁS TITULARES DE NACIONAL