Cine Mundo    

Llámame por tu nombre:

Historia sensual y trascendental sobre el primer amor

La película Llámame por tu nombre (Call me by your name) es un cuento sensual y trascendental sobre el primer amor. Está basada en la aclamada novela de André Aciman.

ARGUMENTO

Es el verano de 1983 en el norte de Italia y Elio Perlman (Timothée Chamalet), un chico ítalo-estadounidense precoz de 17 años, pasa los días en la villa familiar del s. XVII transcribiendo y tocando música clásica, leyendo y flirteando con su amiga Marzia (Esther Garrel).

Elio tiene una estrecha relación con su padre (Michael Stuhlbarg), un ilustre profesor especializado en cultura grecorromana, y su madre Annella (Amira Casar), una traductora, y entre ambos le han dotado de una amplia cultura en un entorno que rebosa de encantos naturales. Aunque la sofisticación y don intelectual de Elio podrían sugerir que es un adulto hecho y derecho, todavía tiene cierta inocencia y temas en los que desarrollarse, especialmente en los del corazón.

Un día, Oliver (Armie Hammer), un cautivador investigador americano que trabaja en su doctorado, llega para ayudar al padre de Elio como becario durante el verano. En medio del soleado esplendor de este marco, Elio y Oliver descubrirán la embriagadora belleza del despertar sexual a lo largo de un verano que cambiará sus vidas para siempre.

Manifiesto del director

“Me gusta pensar que Llámame por tu nombre cierra una trilogía de películas basadas en el deseo, junto a Yo soy el amor y Cegados por el sol.

Mientras en las anteriores el deseo conducía a la posesión, el remordimiento, el desprecio o la necesidad de liberación, en Llámame por tu nombre queríamos explorar un idilio de juventud. Elio, Oliver y Marzia se ven enredados en una preciosa confusión que Truman Capote una vez describiría diciendo: “El amor, al no entender de geografía, no conoce fronteras”.

Llámame por tu nombre es también un homenaje a los padres de mi vida, el de sangre y los cinematográficos: Renoir, Rivette, Rohmer, Bertolucci...”: Luca Guadagnino

SOBRE LA PRODUCCIÓN

Llámame por tu nombre es una película cuya intención es que la audiencia se sienta como bañada por la luz del sol. Evoca vívidamente la sensación de un verano italiano, lleno de vueltas en bicicleta, baños de medianoche, música y arte, exquisitas comidas bajo el sol y el excitante despertar pasional de un chico de 17 años. Cuando Elio (Timothée Chamalet) se enamora perdidamente de Oliver (Armie Hammer), el carismático posgraduado que se está quedando en la villa de sus padres en el norte de Italia, desencadena una experiencia que unirá a los dos para siempre. “No quería que Llámame por tu nombre se percibiese como una obra hiperintelectualizada”, dice el director Luca Guadagnino, “sino más bien como una tierna historia de amor que inspire a la audiencia. Quiero que sea como una caja de chocolates”.

La película está basada en la aclamada primera novela de André Aciman, que escribió en tres vertiginosos meses. “No he escrito más rápido en mi vida”, dice Aciman. “Era como si estuviese enamorado. La escritura me llevó a sitios a los que nunca me hubiese atrevido a ir. Hay partes del libro que digo ‘¡No me creo que haya escrito esto!’ Pero lo hice. De alguna forma es como si me lo dictasen”.

Cuando el libro se publicó en 2007, fue rápidamente proclamado como un clásico moderno de la literatura sobre el primer amor, y alabado por su erotismo (la crítica del New York Times abrió diciendo “Es una novela caliente”) y por el gran impacto emocional que tuvo en los lectores.

Los productores Peter Spears y Howard Rosenman leyeron la novela de forma independiente, y en 2008 unieron fuerzas para producirla. “Creo que la novela evoca de una manera que muy pocos libros han conseguido la sensualidad, sexualidad, erotismo y ansiedad que causan el primer amor” dice Rosenman. La novela fue rápidamente acogida por la comunidad LGTB y se ha convertido en un clásico de la literatura homosexual, aunque también ha trascendido fronteras.

MÁS TITULARES DE Cine Mundo