La Guía    

SIN TAPUJOS 2.0

Consuelo Aruquipa

“Me adecúo a las situaciones complicadas”

Elizabeth Consuelo Aruquipa Chávez nació el 15 de enero. Es licenciada en comunicación de la Universidad Mayor de San Andrés e hincha del club Bolívar. Actualmente es periodista de la Red ATB.

LG: ¿CUÁL ES TU MAYOR TESORO?

C: Mi mayor tesoro es Amaru Gómez Aruquipa. El cambió mi vida desde el momento que lo concebimos con su papá. Con él aprendí que el futuro no está por delante, sino viene por detrás. Por cada cosa que hago o decido, pienso en las consecuencias que pueden afectarle, por ello surge la necesidad, como padres, de cuidar el medio ambiente, el agua, etc. Entonces descubrí que la felicidad está en el tiempo que paso a su lado y al lado, por supuesto, de mi otro gran tesoro: mi familia.

LG: SI VOLVIERAS A NACER, ¿QUÉ CAMBIARÍAS DE TU VIDA?

C: Nada. Estoy conforme con las virtudes con las que me ha mandado Dios. En los años que tengo, me esforcé por superar mis defectos, para ser cada día mejor persona. Sin embargo, hubiera querido invertir más tiempo en mis hermanos. No es tarde, pero cada época de la vida tiene un valor que hay que saber aprovechar. Por ejemplo, de niños es necesario jugar con los hermanos, de adolescentes conocer la vida a través de aventuras, y de jóvenes, viajar.

LG: FÍSICAMENTE, ¿CAMBIARÍAS ALGO?

C: Nada. Aunque a veces he pensado que hubiera querido tener unos centímetros más de estatura (sonríe), pero las buenas cosas vienen en frascos pequeños y las joyas son tales no porque son grandes, sino porque son hermosas, pequeñas y escasas (sonríe).

LG: ¿CUÁL ES TU MAYOR FORTALEZA?

C: Mi mayor fortaleza es mi perseverancia, inteligencia emocional y tenacidad. No me rindo fácilmente ante las adversidades, más bien entiendo que los obstáculos ayudan a crecer. Me adecúo a las situaciones complicadas, a los nuevos ambientes sociales y supero las relaciones complejas, con personas que no comparten mis valores, aplicando inteligencia en mis relaciones (…).

LG: ¿CUÁL ES TU MAYOR DEBILIDAD?

C: La impaciencia, porque a veces conduce a decisiones hormonales, que luego tienen consecuencias difíciles de revertir (…). Con el tiempo aprendí que es bueno decidir con la cabeza fría y el corazón caliente porque se entienden o comulgan pasión y razón.

LG: ¿QUÉ TE AUTOCRITICARÍAS?

C: Ser perfeccionista porque devalúa mi buen humor y quiero que el resto siga con mi ritmo, lo que a veces me ocasiona problemas en mi trabajo (…).

LG: ¿QUÉ ES LO MEJOR QUE HAN OPINADO DE TI?

C: Que soy valiente y osada porque pregunto a las autoridades lo que la gente quisiera preguntar. Suelen advertirme que mi osadía puede generarme problemas, porque los interrogantes incomodan y generan respuestas no deseadas por las fuentes. Pero no me importa mucho la incomodidad de los entrevistados. Ahí es donde siempre recuerdo que yo me debo a los gobernados y no a los gobernantes.

LG: ¿Y QUÉ LO PEOR?

C: Alguna vez me dijeron que soy “hecha a las buenas” (sonríe), no lo quise entender como soberbia, sino como una periodista que se exige mucho para hacer bien su trabajo a favor de la sociedad. También me han dicho que soy “renegona”, debe ser por mi impaciencia, que a veces me pone de mal humor, pero se me pasa rápido, como nube de invierno.

En alguna ocasión dijeron que soy extremadamente “seria”, no creo que lo sea porque no sonrío, sino solo porque sé a quién voy a sonreír (sonríe).

LG: ¿CÓMO TE DESENCHUFAS DE TU RUTINA?

C: Busco relajarme y aliviar mi estrés en el gimnasio. No voy todos los días como quisiera, pero creo que es suficiente hacerlo tres veces a la semana. Espero los fines de semana, claro que cuando no estoy de turno, para disfrutar al máximo al lado de mi familia.

LG ¿QUÉ COSA NUNCA PERDONARÍAS?

C: La deslealtad, porque es sinónimo de “mala leche”, de perversidad. Es una expresión de inferioridad, porque al no poder competir lealmente, por ejemplo, recurren a hablar mal de una persona, a infravalorar. Las personas capaces compiten lealmente, es más, entienden que la competencia ayuda a crecer, en cambio la deslealtad lástima.

LG: ¿QUÉ HACES CUANDO RENIEGAS?

C: Respiro hondo y es el momento en que me pongo seria y ahorro mi sonrisa. Intento evitar explotar como una granada (…).

LG: ¿AVENTURERA O CONSERVADORA?

C: Me gusta conservar algunas costumbres, tradiciones y valores típicos como la familia, el hogar, la buena comida, el cuidado de los hijos porque creo que han sido tradiciones básicas para que nuestra sociedad avance, pero en algunas otras cosas me arriesgo sin medir consecuencias, por ejemplo en las batallas por la justicia.

LG: ¿CUÁL ES EL MEJOR RECUERDO QUE TIENES?

C: En mi niñez. El cariño y amor de mis padres, el calor y refugio de un hogar donde dos integrantes de mi familia fueron llamados por Dios.

LG: ¿CUÁL ES EL MEJOR CONSEJO QUE RECIBISTE?

C: Vivir el presente, porque el futuro es algo incierto y el pasado no existe más que en la mente. Desde ese momento invierto mi tiempo en el presente con mi tesoro, mi pareja, mi familia, mis hermanos, mis amigas, amigos, compañeros y colegas.

LG: ¿UNA FRUSTRACIÓN?

C: No haber aprovechado más el tiempo con mis hermanos y padres por el trabajo.

LG: CUANDO TE MIRAS EN EL ESPEJO, ¿QUÉ VES?

C: Una mujer con sueños y alas para alcanzarlos.

LG: ¿DEFÍNETE EN TRES PALABRAS?

C: Tenaz, perseverante y valiente.

EN POCAS PALABRAS

ERBOL: Mi cuna periodística.

ATB: Mi consolidación como profesional.

ÁREA DE SEGURIDAD: Competencia, adrenalina, injusticia.

TU FAMILIA: Amor, paz y seguridad.

MÁS TITULARES DE La Guía