Femenina    

PAREJAS

¿Existe el amor para toda la vida?

Las personas van a lo largo de la vida en una búsqueda permanente de la pareja ideal o imaginaria.

Hablar sobre el amor es algo complejo, investigaciones desde el punto de vista biológico dicen que el amor de pareja dura cuatro años, pero a nivel afectivo puede durar toda la vida si uno lo decide. El amor está basado en una teoría triangular, basado en tres componentes: intimidad (cercanía emocional), pasión (atracción sexual) y compromiso (estar juntos).

¿Pero existe el verdadero amor? Sí existe, precisamente cuando se tiene los tres elementos integrados. La pareja se hace cómplice como los amigos, se desea y, sobre todo, se compromete a ser exclusiva y a realizar planes futuros.

Lamentablemente, las personas terminan equivocándose, porque confunden el verdadero amor con la pasión. Es un elemento en el que se liberan algunas drogas naturales como las endorfinas, la oxitocina, la vasopresina, la feniletilamina y la dopamina, que provocan una serie de reacciones químicas que hacen que la persona tenga ese estado de éxtasis.

Las personas van a lo largo de la vida en una búsqueda permanente de la pareja ideal o imaginaria. El enamoramiento es dar lo que no se tiene a alguien que no es. Se busca en el otro la perfección, se busca complementar las propias carencias, pues en la etapa del enamoramiento solo se ve lo que se quiere ver. Las personas se dejan seducir por la ilusión de una nueva relación, la cual crea expectativas y fantasías que suplen las carencias afectivas. La relación posee virtudes pero también defectos, por lo tanto, posterior a esta etapa debe surgir la etapa de acoplamiento y aceptación mutua.

Si la pareja pasa peleando y entre ellos ha habido grandes traiciones y deslealtades, no solo infidelidades, sino falta de apoyo cuando se estuvo enfermo o en una crisis económica, el deseo por el otro no va a aumentar, sino a disminuir, lo que repercute en el aspecto sexual. Pero si la situación mejora y la pasión se mantiene en igual proporción que los otros elementos como el cariño o la solidaridad, todo mejora.

Esto es precisamente lo que pasa con las relaciones extensas, que enamoran y duran muchos años, se aman con intensidad, luego de casarse ya no existe el proceso de cómplice sino se dejan los momentos especiales centrando en los problemas que existen y desatendiendo o dejando que el amor se vaya desvaneciendo.

¿CUÁNTO PUEDE DURAR?

El amor de pareja dura el tiempo que ambos miembros de la relación lo hacen durar. Si la pareja formaliza su relación, esta no se la debe dejar a la deriva, a que las circunstancias decidan su curso o verse atrapados en la monotonía. Toda relación debe cuidarse, construirse, renovarse en forma permanente, tomar una actitud y la decisión consciente y voluntaria de amar y estar comprometido con el otro u otra.

Entre los factores que han cimentado la relación, está el poder compartir todo juntos, con la familia y amigos, salir siempre en familia, aunque claro está no descuidando de salir de vez en cuando solos en pareja, ir al cine o a tomarse un café u otra bebida y sobre todo, no dejar nunca que una discusión dure mucho tiempo y más bien buscar pronto la reconciliación.

El amor no es solo sentimiento, también es decisión de amar a la pareja a pesar de sus defectos y los propios. Las parejas de la vida real tienen conflictos, unas más que otras, lo importante es asumir un rol de adultos y aprender a resolverlos mediante el diálogo y acuerdos en común.

No olvidemos que el amor puede disminuir o terminar antes de lo previsto, si no se cultiva la integralidad. La rutina, las ofensas o los resentimientos acumulados a través del tiempo van matando el amor. Por eso es preferible resolver los inconvenientes antes de que estos crezcan, y buscar ayuda profesional de ser preciso y definitivamente algo muy cierto que “Cuando hay amor todo se arregla”.

Debemos alimentar el amor sin olvidar:

• Lo importante de ser cada día innovadores y creativos en detalles.

• La comunicación asertiva, hacerlo continuamente y con mucho entusiasmo.

• Tener momentos de parejas, su intimidad es importante pero no como un acto físico, sino un acto de amor.

• Separar tiempo para estar solos y compartir aquellas cosas que les gusta.

• Cuando uno este molesto dejar que se tranquilice, pero no dejar los problemas y malos entendidos sin resolver.

• Estar dispuestos a ceder y sacrificarse por el otro en algunas ocasiones.

• Interesarse en lo que la pareja necesita del otro.

• Evaluar la relación de pareja sobre lo que se está haciendo mal o dejando de hacer.

Yackieline Rodríguez Tórrez

MÁS TITULARES DE Femenina