SOCIEDAD    

Familia boliviana cercenada en Brasil

Posible implicado en asesinato reclutaba obreros para taller de costura

Familiares de las víctimas se reunieron con autoridades del Ministerio de Justicia para gestionar la repatriación de los cuerpos

Investigaciones policiales preliminares acerca de la familia boliviana cercenada en Brasil develaron que Gustavo V.A., supuesto autor del asesinato, reclutaba obreros para un taller de confección de prendas de vestir que, presuntamente, equiparía con la maquinaria depositada en la casa donde encontraron los cuerpos.

“La versión de la familia señala que (el sospechoso) tenía que llegar al país a inicios de enero, con la intensión de reclutar gente para abrir una oficina en Brasil. La oficina es un taller de costura, de esa forma se conoce en el vecino país, y de acuerdo con la familia Gustavo incumplió esa promesa”, informaron ayer autoridades de la Dirección Departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz.

Se presume que el taller iba a ser implementado con las máquinas de costura que eran de propiedad de la familia asesinada. Aunque se conoce que el sindicado iba a ser acreedor de una herencia económica de un familiar, trámite que iba a ejecutarse con la suscripción de unos documentos en pasados días.

INVESTIGACIÓN

Gustavo y su familia llegaron a Brasil hace siete años atrás, Irma y Jesús, que radicaban más años los ayudaron a permanecer en ese país y los apoyaron para que puedan establecerse y contar con un ingreso económico.

Sin embargo, una semana antes del hecho, el sindicado permaneció en el domicilio de sus víctimas porque estaba ayudando con la confección de algunas prendas que debían entregar.

Las versiones iniciales de los vecinos refieren que la pareja y su agresor estaban consumiendo bebidas alcohólicas, hecho que fue extraño para el hermano de Jesús, debido a sus antecedentes médicos.

Tras la desaparición de la familia, el hermano de Jesús los buscó durante el pasado fin de semana, llamó al teléfono móvil y contestó Gustavo haciéndose pasar por la víctima, inclusive le pidió los códigos de las cuentas bancarias. Esta actitud generó sospechas en la familia de Jesús y decidieron avisar a la familia de Irma sobre las dudas que tenían.

El 7 de enero la familia de Irma se enteró que habían desaparecido, avisaron a sus parientes que viven en San Pablo-Brasil y comenzaron con la búsqueda. Los vecinos de las víctimas informaron que el pasado sábado, Gustavo sacó todas las máquinas de costura del domicilio de su cuñado y fueron trasladados al municipio de Itaquaquecetuba del estado de San Pablo.

Vicky Morante, esposa del sindicado, se enteró de lo ocurrido y que todos los indicios señalaban que su pareja estaba implicado en el crimen, le llamó y preguntó si sabía del paradero de su cuñado y hermana, este le contestó que le volvería a llamar y ya no supo más de su paradero.

Reynaldo Vargas, hermano del principal sospechoso de este crimen, develó que el pasado lunes (7 enero) fue la última vez que se comunicó con Gustavo, le preguntó qué estaba haciendo y si iba a llegar al país, tal como tenía previsto para concluir con un trámite legal. En respuesta, este le dijo que tenía un problema que le impedía retornar y no dio más explicaciones.

INFORME

Gladys Morante, hermana de la víctima, señaló que el informe forense de las autoridades del vecino país afirma que Jesús e Irma fueron asesinados el pasado 23 de diciembre, el hijo de la pareja permaneció con vida dos días más. Aunque la versión de los vecinos de la familia mutilada afirmaron que el sindicado tenía en su poder al niño por cinco días más.

“Los vecinos nos dijeron que Gustavo estaba con mi sobrino cinco días más después de la muerte de mi hermana y mi cuñado, el niño estaba llorando”, relató María Isabel Morante.

REPATRIACIÓN

La abogada Virginia Arias, defensa legal de la familia de una de las víctimas, manifestó que están coordinando con las autoridades del Estado para la repatriación de los cuerpos de la familia, pero solo se trasladarán los restos de Irma y de su pequeño hijo.

“Se ha coordinado con las autoridades del Gobierno y con el Consulado en Brasil para la repatriación del cuerpo de la señora Irma y del hijo. Los familiares de Jesús decidieron que lo enterraran en Brasil”, puntualizó la jurista.

PEDIDO

Los familiares del principal sospechoso pidieron que se entregue a la justicia para que pueda pagar por el horrendo crimen que cometió, anunciaron que coadyuvarán con las investigaciones. Aunque tienen la esperanza de su inocencia y todo sea un mal entendido.

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD