NACIONAL    

El joven creó al “Wall-E boliviano”

Prestigio de Esteban Quispe traspasa fronteras

Enviados especiales de canales como Al Jazeera, CNN, Telesur, Canal 13 y TN de Argentina, entre otros, han llegado hasta la comunidad de Patacamaya a entrevistar al joven genio boliviano, Esteban Quispe.

Y se lo merece. Esteban creó, nada menos, un robot con desechos que encontró en basurales. Además, ideó la App que controla al aparato a control remoto mediante un smartphone. Y para hacer su idea más atractiva, tomó para su creación el modelo de Wall-E, el personaje robot de una afamada película de Pixar-Walt Disney, que precisamente vive en un mundo de basura.

El muchacho aprendió a programar de manera autodidacta para controlar robots con su celular. Ahora quiere utilizar sus conocimientos para ayudar a su comunidad en el plano de la agricultura y reducir el éxodo de los jóvenes indígenas del campo a la ciudad.

Quispe saltó a la fama con su creación y motivó a que la Universidad Católica le diera una beca completa, e incluso le entrega fondos para sus gastos mensuales, para que estudie la carrera de Ingeniería Mecatrónica en La Paz. Los fines de semana viaja a Patacamaya a estar con sus padres y su hermano menor.

El director de esa cerrera, Humberto Calderón, informó que Quispe fue becado después de conocer su habilidad e inteligencia. “No solo es un científico potencial sino también una persona muy agradable, con muchos valores (...) Un cúmulo de cosas que nos llevó a ofrecerle la beca completa en la UCB”, añadió.

SENCILLEZ

Esteban se lo merece. Es un muchacho sencillo, cuya mirada despierta y su forma de hablar, concreta y al grano, desnuda su inteligencia. Pero la fama, las entrevistas y hasta una oferta de trabajo en Colombia, con un sueldo mensual de 20.000 dólares, no lo han cambiado. Sigue siendo un adolescente modesto y feliz.

Sus compañeros de universidad lo describen como despreocupado y tranquilo, pero enfocado en sus estudios y con muchas ganas de aprender. El haber asistido a un colegio fiscal en Patacamaya le ha restado tener algunos conocimientos, pero sin duda su inteligencia compensa esa falencia.

Pese a todo el interés ocasionado él asegura que todavía no es famoso. “Seré reconocido cuando construya algo importante”, dijo Esteban. Cuando su robot saltó a la fama, en 2015, recibía unas 50 llamadas telefónicas por semana, de personas que lo querían entrevistar, conocer o invitar a diferentes colegios o universidades.

El joven, que hoy tiene 18 años, afirma: “Me llamaron de CNN, Telemundo, Teletrece, Telesur y también canales, periódicos y revistas bolivianos. Estoy muy agradecido con la prensa”, contó.

En diciembre de 2015 el vicepresidente Álvaro García Linera comunicó que Esteban recibió una propuesta de trabajo en Colombia donde se le pagaría un salario de 150.000 bolivianos, más de 20.000 dólares.

García Linera citó a Quispe como un ejemplo de estudiante que deberían formar los nuevos maestros que se graduaron este sábado de la Escuela Superior de Warisata. (ANF)

MÁS TITULARES DE NACIONAL