Nuevos Horizontes    

BIOLOGÍA

Prevención básica de infecciones

Enfermedades infecciosas cutáneas

¿QUÉ SON LAS ENFERMEDADES INFECCIOSAS CUTÁNEAS?

Las infecciones cutáneas o de la piel son enfermedades que afectan a la piel, el cabello o las uñas; además, son bastante comunes ya que la piel es la primera barrera de defensa y por lógica tiene el primer contacto con el entorno. Estas infecciones pueden resultar serias si no se realiza tratamiento oportuno y adecuado.

Los síntomas de una infección cutánea pueden incluir: piel caliente, sensibilidad, dolor, enrojecimiento, inflamación, picazón y presencia de pus u otro líquido. Una infección puede ocurrir en el lugar de una cortadura, raspón, abrasión u otra erupción donde la piel no se encuentre integra, de esta manera se facilita la entrada a microorganismos patógenos.

Algunas infecciones cutáneas no se contagian de una persona a otra. Comienzan cuando bacterias, virus u hongos que están normalmente presentes en la piel ingresan al organismo humano por medio de las heridas.

ENFERMEDADES MÁS COMUNES

DERMATITIS

Es una inflamación de la piel que provoca quemazón y picazón; favorece la aparición de asmas y alergias.

PSORIASIS

Enfermedad inflamatoria crónica de la piel que puede ocacionar otros problemas, como trastornos psicológicos, obesidad, diabetes, hipertensión y enfermedad de Crohn. Además, puede afectar al autoestima y la calidad de vida.

MELANOMA

Es un tipo de cáncer aparece cuando las células de la epidermis se convierten en malignas.

ECCEMA

Manifestación alérgica crónica caracterizada por comezón e inflamación de la piel.

ACNÉ

Enfermedad más común en adolescentes. Se genera por el aumento de la producción de sebo estimulado por las hormonas que favorece la inflamación de la glándula sebácea.

VERRUGAS

Virus que se presentan como un trozo de piel elevada, dura y de color más oscuro al resto de la piel.

URTICARIA

Ronchas rojas provocadas por alergias o intoxicación de los alimentos.

PIE DE ATLETA

Infección por hongos en la piel de los pies. Puede generar ardor, ampollas y enrojecimiento de la planta del pie.

CUIDADOS BÁSICOS

- Usar ungüentos antisépticos o antibióticos en caso de heridas

- Hidratar la piel con cremas e ingesta de agua

- Mantener una buena higiene de las manos

- En caso de heridas, limpiar con jabón lo antes posible

- Secar bien las manos después de lavarse o con el desinfectante

- Usar agua, jabón y desinfectante

- No compartas artículos de higiene personales

MÁS TITULARES DE Nuevos Horizontes