Nuevos Horizontes    

BIOLOGÍA

Enfermedades bacterianas comunes en nuestro entorno

Segunda parte

RECORDEMOS QUE...

Una bacteria es un organismo microscópico unicelular, carente de núcleo, que se multiplica por división celular sencilla o por esporas. Puede provocar enfermedades, fermentaciones o putrefacción en los seres vivos o materias orgánicas.

ENFERMEDADES MÁS COMUNES

TUBERCULOSIS

Es una infección bacteriana causada por el germen Mycobacterium tuberculosis. Esta bacteria ataca los pulmones y también puede dañar otras partes del cuerpo. Se disemina a través del aire, cuando una persona con tuberculosis pulmonar tose, estornuda o habla. Si no se trata adecuadamente, puede ser mortal. Por lo general se cura con varios medicamentos durante un período largo de tiempo y existe vacuna para su prevención. Los síntomas de la enfermedad pueden incluir: tos severa que dure tres semanas o más, fiebres, pérdida de peso, debilidad o fatiga y escupir sangre.

CÓLERA

Enfermedad infecciosa originada por la bacteria Vibrio cholerae que se multiplica en el intestino, causando vómitos y diarrea con la consecuente pérdida de agua y sales minerales que pueden ocasionar deshidratación y riesgo de muerte. Esta enfermedad se adquiere a través de alimentos y agua contaminados. No es una enfermedad contagiosa.

Se calcula que 1 de cada 20 personas infectadas puede desarrollar la enfermedad de manera grave. El cólera es totalmente curable si se sustituyen prontamente los líquidos y sales perdidas. Los casos graves requieren reposición de líquidos por vía intravenosa. Los antibióticos ayudan a abreviar el curso de la enfermedad y la gravedad de la misma.

NEUMONÍA

Es una infección pulmonar grave que puede ser de origen viral o bacteriano. La neumonía bacteriana es causada por la bacteria Streptococcus pneumoniae y es una de las enfermedades respiratorias más comunes. Se adquiere principalmente por la propagación hacia los pulmones, de las bacterias que se alojan en la nariz, los senos paranasales o la boca.

Los síntomas de la neumonía pueden ser: dificultad para respirar, escalofríos, fiebre y sudoración, dolor en el pecho y tos (seca o con flema). Para el tratamiento se recomienda reposo, antibióticos y medicamentos para aliviar los síntomas. De ser necesario, puede requerir hospitalización. Las medidas de prevención son básicamente mantener una excelente higiene y la vacunación correspondiente.

MÁS TITULARES DE Nuevos Horizontes