POLÍTICA    

Chile impone condiciones

Piñera califica de “absurda” intención de lograr soberanía

El Presidente chileno habla del Tratado de 1904, exige respetar el fallo de La Haya y cierra el tema de acceso soberano al mar

El presidente chileno, Sebastián Piñera, respondió este miércoles al pedido de reinicio de diálogo que hizo su homólogo boliviano, Evo Morales, y exigió al Estado Plurinacional abandonar su “absurda” pretensión de tener una salida soberana al océano Pacífico.

Si “Bolivia abandona su absurda pretensión sobre territorio, mar o soberanía chilena, en esas condiciones por supuesto que vamos a dialogar con Bolivia los temas del futuro, como el fortalecimiento de nuestra integración y desarrollo económico, el mejoramiento de la seguridad de nuestras fronteras, el combate con mayor eficacia del narcotráfico y otros males”, dijo Piñera.

El martes, Morales informó que envió a Piñera una carta para reiniciar el diálogo entre ambos Estados, en cumplimiento a la invocación del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

“Dando cumplimiento al fallo de la Corte, Bolivia invita al Gobierno de la República de Chile a reiniciar el diálogo para atender los asuntos relativos a la situación del enclaustramiento (marítimo) de Bolivia y todos aquellos (temas) referentes a una relación de buena vecindad y que han sido reconocidos por ambas partes como de interés mutuo”, afirmó Morales.

Piñera, quien se encuentra en Europa, asistiendo a encuentros oficiales, precisó que aún no han recibido la misiva (de Morales), pero que cuando retorne a Chile la va a leer “con atención”.

El mandatario chileno insistió: “Sin embargo, yo quisiera precisar algunos aspectos. El fallo de la CIJ fue claro y categórico, en ese fallo no hay ninguna obligación de Chile de negociar con Bolivia y todas las aspiraciones y pretensiones que presentó Bolivia fue una a una rechazadas. Por tanto, creo que es muy importante que Bolivia comprenda el significado de este fallo”, aseveró.

Respecto al llamado de Bolivia a “reiniciar el diálogo”, el Presidente indicó én principio deben cumplirse “algunas condiciones básicas”.

Primero, señaló Piñera en una rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, Ángela Merkel, que La Paz debe respetar el Tratado de 1904, que fijó los límites entre Chile y Bolivia. Segundo, que se “comprenda el verdadero significado y que se respete el fallo de la Corte Internacional de Justicia” y, finalmente, que “Bolivia abandone su absurda pretensión sobre territorio, mar o soberanía chilena”. “En esas condiciones, por supuesto que vamos a dialogar con Bolivia los temas del futuro”, puntualizó el presidente Piñera.

Horas antes, su canciller, Roberto Ampuero, advirtió al presidente Evo Morales que el fallo de La Haya es “inapelable” y que en el veredicto de la Corte “están las condiciones establecidas para los dos países”, dirigidas a continuar el diálogo.

El pasado 1 de octubre, la Corte de La Haya concluyó, por 12 votos contra tres, que la República de Chile no tiene la obligación legal de negociar con el Estado Plurinacional de Bolivia un acceso soberano al Océano Pacífico.

La CIJ también aclaró que su fallo no se debe entender como un impedimento a las partes para continuar con el diálogo “en un espíritu de buena vecindad para atender las cuestiones relacionadas a la mediterraneidad de Bolivia” y cuya solución ambos Estados reconocieron como un interés mutuo, para llevar adelante unas “negociaciones trascendentes”.

“Pero también quiero agregar que Chile siempre ha tenido y va a seguir teniendo una actitud de diálogo y de colaboración con todos los países del mundo y muy especialmente con los países vecinos, y en el caso de Bolivia creo que es muy importante, antes de pensar en nuevos diálogos, que se cumplan algunas condiciones básicas, primero que se respete íntegra y de buena fe el tratado de límites de 1904 y se respete el fallo de la CIJ”, insistió Piñera.

MÁS TITULARES DE POLÍTICA