SOCIEDAD    

Tres mujeres son procesadas por desaparición de pareja

• Las hermanas Cuty Tola capturadas en El Alto tenían el celular de Carla Bellot

Tres mujeres fueron aprehendidas e imputadas en relación a la desaparición de Jesús Cañisaire y Carla Bellot, la pareja que fue vista por última vez en la discoteca Planta Baja de la calle Figueroa y se encuentra desaparecida.

Andrés Zúñiga, abogado de una de las imputadas, informó a EL DIARIO que hoy a las 09.30 horas en el juzgado primero de materia en lo penal cautelar, se desarrollará la audiencia cautelar.

Joselín Vera Quisbert, 23 años, cliente de Zúñiga, fue aprehendida en el departamento de Oruro y trasladada a La Paz, luego de que una empresa telefónica informara que el chip del desaparecido Cañisaire (01 de enero) fue introducido y activado (el 03 de enero) en el aparato celular cuyo número de IMEI se encuentra registrado a nombre de Vera.

La joven será imputada por el delito de trata de persona en grado de complicidad. La Fiscalía Departamental no confirmó los delitos por los cuales se imputará a las otras dos personas, las hermanas de apellido Cuty Tola.

COMPRA DE CELULAR

En el primer caso, el abogado de Vera, asegura que el aparato celular fue comprado a nombre de su cliente, pero este pertenecía a su prima que vive en España.

La joven sufrió el robo del celular el 13 de agosto de 2017 en un local de la calle Illampu de La Paz. Desde esa fecha, Vera asegura no haber conocido dónde se encontraba el equipo y el único error que cometieron fue el no denunciar el robo del aparto.

Con este antecedente, el abogado Zúñiga detalla que el teléfono celular fue utilizado el 03 de enero por una persona desconocida que introdujo el chip que le pertenecía a Jesús Cañisaire, pero que su cliente no tiene nada que ver en el hecho.

Asimismo, la familia de Vera asegura que la joven universitaria es inocente y no existe prueba alguna que la comprometa por lo que exigen su libertad.

HERMANAS CUTY

En el caso de las hermanas Cuty Tola, existen otro tipo de indicios que señalan que el aparato celular que le pertenecía a Carla Bellot fue utilizado en cuatro oportunidades con el chip registrado a nombre de las mismas.

Desde la Fiscalía se informó que ambas tienen antecedentes delictivos y desde la Policía informaron que las hermanas se dedicarían a la receptación de celulares robados y la venta de los mismos.

En este caso, el fiscal departamental, Edwin Blanco, explicó que este hecho es tipificado, por el momento, como un caso de trata de personas, debido a que la pareja de enamorados se encuentra desaparecida y por lo indagado con los celulares, se tiene la certeza de que fueron víctimas de un hecho delictivo y su desaparición se dio en contra de su voluntad.

Según el detalle, la Fiscalía ha solicitado la detención preventiva de las tres mujeres.

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD