CULTURAL    

Compañía teatral ibérica

“Peripecia” representa en portugués y español

Guarda (Portugal).- Interpretar en la lengua de Miguel Cervantes y en la de Luís de Camões no está al alcance de cualquier compañía de teatro y es la seña de identidad del grupo “Peripecia”, integrado por actores españoles y lusos y asentado en el norte de Portugal.

La idea nació hace dos décadas, cuando el actor luso Sérgio Agostinho coincidió con los españoles Noelia Domínguez y Ángel Fragua en la Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid.

Tras varios años en diferentes compañías, en 2004 decidieron crear “Peripecia”, que ahora se ha quedado reducida a Agostinho y Domínguez, asentada en la localidad de Vila Real.

La primera creación bilingüe surgió hace 14 años con textos propios -otra de las marcas de Peripecia- y fue “Iberia, la loca historia de una península”, sobre las relaciones entre ambos países, que aún se mantiene en escena y se ha representado por toda la península.

Hasta la fecha han producido 14 obras, todas con guion propio, en las que son capaces de “aportuguesar” ciertas expresiones españolas para que no pierdan sentido, explica entre risas Agostinho en una entrevista con Efe.

Por ejemplo, hubo que adaptar la expresión portuguesa “ligar”, que en español se traduce como “llamar por teléfono”, para que no signifique otra cosa, o la palabra “exquisito”, que en portugués es peyorativa.

“Siempre improvisamos en español”, apunta Noelia Domínguez, que reconoce que lo que más le costó cuando llegó a Portugal fue asimilar que “en este país los textos son muy largos y tuve que aprender rápidamente el portugués”.

Ahora, “Peripecia” crea obras con textos breves, poéticas desde el punto de vista de la reflexión social, en clave de humor y con protagonismo de la expresión corporal.

Es el caso de la obra que tienen en escena desde hace un año, “La tortilla de mi madre”, escrita por Domínguez y centrada en la soledad y en las relaciones con los padres que envejecen y están lejos.

Esperan llevarla a lo largo de 2019 a diferentes teatros españoles, tras sus presentaciones en Portugal.

Entre sus objetivos, aumentar su presencia en España, reconoce Noelia Domínguez, tras la acogida que han tenido en países como Argentina o Brasil, “ya que, a veces, se nos reconoce más fuera que dentro”.

En su esfuerzo por divulgar la cultura del teatro, patentaron la idea “Luna llena, arte en aldea”, un proyecto que les lleva a representar en las noches de luna llena una obra en la aldea donde la compañía tiene su sede, Coedo (distrito norteño de Vila Real).

“No se cobra entrada, lo único que tiene que hacer el que acuda es llevar comida y bebida para compartirla con el resto tras la representación”, explica la actriz, ya que “el objetivo es fomentar las relaciones colectivas”.

Su experiencia como compañía bilingüe ha sido llevada al cine de la mano del realizador español Ramón de los Santos con la película “Hasta el canto del gallo”.

Su próxima creación, que verá la luz este año, será su primera obra de calle, protagonizada por una vieja caravana para reflexionar sobre las migraciones a causa del cambio climático. (EFE)

MÁS TITULARES DE CULTURAL