INTERNACIONAL    

Gobierno de Italia

Atribuyeron brote de tuberculosis a inmigrantes

• 11.459 de personas llegaron al país europeo después de naufragar en el mar Mediterráneo en 2017

Roma.- El ministro italiano del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, afirmó que la tuberculosis se está extendiendo por Italia y lo atribuyó a los inmigrantes ilegales llegados por el Mediterráneo.

"Inmigrante enfermo y huido, quizás inconsciente de la gravedad de su estado. ¿Cuántos hay así?", se preguntó Salvini en su cuenta de Facebook.

Y añadió: "desafortunadamente, la tuberculosis está volviendo a extenderse. Los italianos pagan los costes sociales y sanitarios de años de desastre y de invasión sin reglas y sin control".

La agencia EFE reportó que el titular de Interior y líder de la Liga, el partido de ultraderecha que gobierna en coalición con el antisistema Movimiento Cinco Estrellas, comentaba así la alarma lanzada por el presidente del consejo regional del Veneto (norte de Italia), Roberto Ciambetti, que advirtió de que un inmigrante enfermo de tuberculosis escapó hace unos días de un centro de acogida.

INMIGRACIÓN

Desde que asumió el cargo en junio pasado en el Gobierno de coalición entre la Liga y el M5E, Salvini ha implementado una política de mano dura contra la inmigración y acusado a los ejecutivos anteriores de permitir una "invasión" de 700.000 ilegales en Italia.

La justicia italiana le ha abierto una investigación por "secuestro agravado" por haber impedido durante días que desembarcaran más de cien inmigrantes recogidos por un barco de la Marina italiana, según reportó la agencia EFE.

Ayer, el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, advirtió de que "nadie está por encima de la ley, ni siquiera los políticos", en una aparente alusión al ministro del Interior, que arremetió contra los jueces tras la apertura de esta investigación contra él.

PUERTOS ITALIANOS

Italia afronta la llegada de mil inmigrantes del Mediterráneo tras prometer "mano dura", informó el portal de 20 Minutos, un total de 1.096 inmigrantes fueron rescatados en los últimos días en el Mediterráneo, 467 ya llegaron a puertos italianos y el resto desembarca este domingo, y suponen las primeras llegadas tras la formación del nuevo Gobierno que ha prometido "mano dura" contra la inmigración.

La Guardia Costera italiana, que coordina las operaciones de vigilancia rescate en el Mediterráneo central informó de que en la jornada del sábado se rescataron 629 inmigrantes en seis operaciones en las que participaron lanchas de los guardacostas de isla de Lampedusa, 3 barcos mercantes y la ONG Sos Méditerranée.

Todos los inmigrantes -entre ellos 123 menores no acompañados, 11 de ellos niños pequeños y siete mujeres embarazadas- fueron trasladados a bordo del barco Aquarius de Sos Méditerranée y con personal de Médicos sin Fronteras, que se encuentra ahora en ruta hacia un puerto italiano, que aún no ha sido asignado, comunicó la ONG francesa.

Sos Méditerranée comunicó que socorrió el sábado a 229 personas y destacó la dificultad de una de las operaciones en la que 40 inmigrantes que iban a bordo de una bote neumático cayeron al mar.

A estos se tienen que sumar los 467 inmigrantes que desembarcaron el sábado en puertos de la isla de Sicilia y en Calabria (sur).

ONG ALEMANA

Entre estos se encontraban los 232 inmigrantes rescatados por la ONG alemana Sea Watch que llegaron al puerto de Reggio Calabria después de 4 días en el mar al recibir la negativa de desembarcar por parte de las autoridades de Malta.

Se trata de los primeras llegadas de inmigrantes a Italia después de la formación la semana pasada de un nuevo Gobierno que ha asegurado que "acabará con el negocio de la inmigración" y con un ministro de interior, el líder de la xenófoba Liga, Matteo Salvini, que ha prometido reducir los desembarcos.

"Estoy trabajando para recuperar siete años de retrasos y de buenismo. Nuestro objetivo es reducir los desembarcos y aumentar las expulsiones. No vamos a pasar otro verano con desembarcos desembarcos y desembarcos", dijo Matteo a 20 Minutos tras las llegadas del sábado.

El País explicó que el descenso ha sido inesperado. Las llegadas de migrantes a Italia a través del Mediterráneo se han desplomado en julio en comparación con el mismo periodo del año anterior. El mes pasado, 11.459 personas alcanzaron las costas del país transalpino, la mitad respecto a las 23.552 de 2016; en lo que va de año (hasta el 10 de agosto) la disminución ha sido del 3,46%, según el Ministerio del Interior de Italia.

La cifra va contra las previsiones elaboradas a inicios de año, que apuntaban a un nuevo récord para 2017 tras registrarse un inusual aumento de los desembarcos en los meses invernales. "Tendremos que esperar un tiempo para saber si se trata de un cambio de tendencia o de un caso puntual", advirtió Mattia Toaldo, investigador del European Council on Foreign Affairs.

Los flujos migratorios procedentes Libia han convertido a Italia en la principal puerta de entrada de extranjeros indocumentados a Europa y al Mediterráneo en uno de los asuntos más candentes en Bruselas. En 2016 llegaron 181.436 personas a las costas del país transalpino -casi 26.000 menores de edad-, y al menos 5.079 fallecieron en la travesía, según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

La presión migratoria ha crecido hasta el punto de que Roma ha amenazado con impedir los desembarcos en sus costas si el resto del club comunitario no presta su apoyo en la acogida. (EFE - Agencias)

MÁS TITULARES DE INTERNACIONAL