SOCIEDAD    

Sus víctimas eran trabajadoras del hogar

Aprehendieron a presunto violador serial de zona Sur

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), ayer, logró la captura de un presunto violador serial quien con la promesa de otorgar trabajos bien renumerados en residencias diplomáticas, citaba a sus víctimas, en su mayoría trabajadoras del hogar, y procedía a vejarlas en un barranco amenazándolas con un arma de juguete. El reporte preliminar señala que tiene antecedentes por violación desde el 2009 en Cochabamba y hasta ayer se tenía al menos 19 víctimas.

Carlos Flores Poma es el nombre del sujeto de 52 años que ayer fue presentado a los medios de comunicación con el fin de que más víctimas los reconozcan y se sumen a la denuncia, aseguró el coronel Sergio Bustillos, director regional de la Felcc Zona Sur.

Bustillos detalló que el sujeto de profesión comerciante (elaboraba insectarios) hacia contacto con las víctimas al azar.

“El contacto con las víctimas era en vía pública, se acercaba, les ofrecía trabajo, muchas de ellas mujeres de pollera eran las que aceptaban el ofrecimiento, no en el mismo momento, les dejaba su número de teléfono prometiendo buenos sueldos trabajando en embajadas o casa de personas extranjeras”, detalló Bustillos.

LA TRAMPA

Los antecedentes señalan que el sujeto ganaba la confianza de las víctimas en un trabajo de incluso de meses hasta que concertaba un encuentro con la víctima a la que conducía hasta la zona Alto Irpavi, en cercanías de la Escuela Militar del Ingeniería (EMI) y allí hacía creer que tenía una llamada telefónica con la supuesta contratante.

Señalando que la supuesta contratante estaba en la su casa de Bajo Irpavi, convencía a las víctimas de descender por una senda a un barranco y era allí de entre los matorrales, en una ruta que conocía bien, sacaba una pistola, las reducía, les robaba todos sus objetos de valor y cometía la vejación para luego dejarla amenazándola de muerte si se atrevían a denunciar.

El sujeto que vivía en la zona Senkata, en El Alto, casado y con cinco hijos fue detenido ayer cerca de las 09.00 en la zona Los Pinos cuando citó a otra de sus víctimas.

RECONOCIDO

La teniente Pamela Ascarrunz, investigadora asignada, complementó la información señalando que se identificó 15 denuncias con las mismas características y ayer, seis de las víctimas lo identificaron y reconocieron por varias características: la voz ronca, la placa de oro en los dientes delanteros y un anillo de oro entre otros.

Sin embargo, fue la reiteración de sus acciones y la forma en que trataba de encubrir sus acciones lo que proporcionó pruebas en su contra, pues se estableció que el individuo utilizaba el celular de las mismas víctimas para captar a otras, aprovechando que ninguna la denunció.

El caso inició por el robo agravado denunciado en abril por una de sus últimas víctimas, cuyas edades oscilaban de 25 a 45 años, y que dio lugar a establecer que los móviles de todos los robos era la violación.

MENTIRA

“Es mentira, es mentira”, fueron las pocas palabras que el hombre declaró a EL DIARIO cuando se le consultó por los cargos en su contra.

Con el rostro golpeado y enmanillado fue conducido a celdas y para hoy se espera la audiencia de medidas cautelares.

En contrapartida, en la conferencia de prensa se reveló que Flores Poma tiene antecedentes por violación y robo agravado desde el 2009 en Cochabamba y los casos en La Paz se dieron desde el 2015 y de forma recurrente en la misma zona, siendo estos los indicios que se conocen bajo la sospecha de que existen muchas más víctimas.

Ayer fueron mostrados tres celulares de las víctimas y el arma que resultó ser de juguete fue hallada oculta entre los matorrales donde se cometieron las violaciones, aseguró Bustillos.

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD