NACIONAL    

Actividad sin control

En El Alto venden animales ilegalmente

> En la Feria 16 de Julio ofrecen perros, gatos, aves silvestres y roedores, cual si fueran mercadería y no seres vivos > La Ley 700 (del año 2015), vigente en Bolivia, tiene por finalidad prevenir y penalizar los actos de violencia, maltrato, crueldad y biocidio cometidos por personas contra animales domésticos, en el marco del numeral 21 del Parágrafo I del Artículo 298 de la Constitución Política del Estado

Campañas destinadas a reducir la compra y venta de perros no generan resultado en la feria 16 de Julio de El Alto, ante la permanencia no solo de puestos de venta legales, sino la presencia de ambulantes, como resultado de la ausencia de control.

“Yo conozco a un colega que ha pagado su carrera vendiendo perros, él venía desde Oruro donde realizaba la crianza de estos cocker y esos pastores alemanes y así se ha pagado sus estudios universitarios. Llegaba con su mochila llena (de perros) y de una los vendía, solo cuando había control no llegaba”, explicó Juan uno de los compradores en la Feria de la 16 de Julio a uno de sus acompañantes en el momento en que ambos se acercaron a una de las comercializadoras ambulantes, que en una caja de cartón ofrecía a los cachorros a un costo de Bs 300 y 350.

Con la joven comercializadora ambulante, cinco personas se encontraban apostadas en la principal calle, llevando otros animales (canes) encadenados o al interior de cajas de cartón.

EL DIARIO pudo verificar que el pasado jueves y domingo en el lugar (Feria 16 de Julio), no había ni un guardia de la Unidad de Zoonosis del municipio de El Alto, por cuanto, la venta era libre y en gran cantidad.

Mientras que los demandantes de perros y gatos se acercaban curiosos e interesados por adquirir un ejemplar (cual si fueran mercadería inerte), a pesar de las recomendaciones reiteradas que se realizan por medios de comunicación y redes sociales respecto a la Ley 700 (del año 2015), vigente y que tiene por finalidad prevenir y penalizar los actos de violencia, maltrato, crueldad y biocidio cometidos por personas contra animales domésticos, en el marco del numeral 21 del Parágrafo I del Artículo 298 de la Constitución Política del Estado.

Se pudo evidenciar la existencia de una Asociación de venta de perros; cuyos miembros tienen como principal actividad comercial el ofrecer animales de diferentes razas. Esta actividad es dinámica y se la efectúa sin que medie control alguno. No existen controles sanitarios y los canes son maltratados en el afán de ponerlos en oferta; los meten en jaulas y cajas incómodas; no los alimentan y los exponen a altas temperaturas o a la lluvia. Ante la desesperación de las criaturas, indolentemente, los comerciantes, golpean y maltratan a “su mercancía” en actos de crieldad que muchas veces llega al biocidio.

Una pareja de compradores interesados por adquirir un Cocker Inglés, aceptó pagar Bs 350, solo por un ejemplar macho.

La misma vendedora reconoció que el cachorro no estaba vacunado, constituyéndose en probable portador del mal de rabia.

NORMATIVA AVANZA EN LA PAZ

En el municipio de La Paz, contrariamente al de El Alto, cada vez cobra mayor fuerza la aplicación de penalizaciones a quienes cometen abusos en contra de animales.

Desde el 2017, se sanciona a quienes cometen infracciones desde la mutilación con fines estéticos, hasta hechicería.

La nueva Ley de Animales de Compañía, aprobada por el Concejo Municipal de La Paz, dispone más de 20 prohibiciones en el trato con las mascotas.

Dicha norma se aprobó con el objetivo de “precautelar el bienestar animal y la salud pública en el Municipio de La Paz respecto a los animales de compañía”, según su propio texto.

EL ALTO

En entrevista efectuada por una alumna de la Fundación para el Periodismo (diplomado Periodismo de Investigación, Margarita Palacios), la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, indicó que “las personas que trabajan en la venta de animales en la Feria 16 de Julio lo hacen amparándose en la Ley del Trabajo y aseguró que el comercio de estas mascotas es responsabilidad del Gobierno Nacional”.

“Nosotros como el municipio, cuidamos con que se cumpla con el cuidado, alimentación, principalmente de los animales que se exponen. (…) Los que venden justifican su necesidad económica familiar, el hecho de que esta venta, este trabajo como ellos lo denominan, sea un tema ilícito, no depende del Gobierno Municipal de El Alto, en particular sino dependería a nivel nacional”, dijo Chapetón.

AVES Y OTRAS ESPECIES SILVESTRES

Al frente de los puestos de animales domésticos se ubica la venta de aves silvestres, entre ellos loros Arcoiris, como se conoce a una, además de canarios, los cuales son ofrecidos en celdas y como complemento, la oferta de sus alimentos.

Un tercer “atractivo” para visitantes en la mencionada feria, se encuentra ubicada las celdas de roedores, como se conoce a las especies de hámster y ratas blancas.

De acuerdo a las vendedoras, para “comprar uno de estos animales, no es necesario que se presente el certificado de sanidad”.

Las recomendaciones de salud pública y de veterinarios no tienen importancia en la Feria 16 de Julio.

MÁS TITULARES DE NACIONAL