NACIONAL    

Analizan ley de límites territoriales

Con el propósito de establecer acuerdos que pongan fin a los avasallamientos territoriales entre municipios y provincias, la Dirección de Límites de la Gobernación y el Instituto Geográfico Militar (IGM) analizó la Ley 339 que establece procedimientos para la delimitación de territorios, interdepartamentales e intradepartamentales.

La socialización contó con la participación de representantes de 70 municipios, entre alcaldes, concejales municipales, regionales y técnicos de los gobiernos municipales que no cuentan con ley de delimitación y ley de creación.

La Ley 339 establece procedimientos para la delimitación de territorios, interdepartamentales e intradepartamentales, además de las competencias de quienes son los entes gubernamentales para iniciar un proceso de límites entre comunidades, municipios y departamentos.

El director de Límites de la Gobernación paceña, Wilmer Muruchi, informó que dentro de los conflictos territoriales que se suscita en las diferentes regiones, juega un rol fundamental, porque es la institución conciliatoria entre las autoridades regionales y alcaldes para llegar a un acuerdo.

“El Instituto Geográfico Militar es el único ente autorizado dentro del territorio boliviano para realizar las demarcaciones de la limitación porque ellos son los que elaboran la cartografía (mapa)”, puntualizó, Muruchi.

LÍMITES

En noviembre pasado, la Gobernación entregó el fallo por los límites entre los municipios de La Paz y Palca y fijó como frontera a la calle 60 de Ovejuyo.

El proceso de delimitación duró año y medio y fue iniciado por Palca, recordó Patzi, ante la imposibilidad de generar consensos entre los municipios. Equipos técncios recorrieron la zonas para recoger criterios de las juntas vecinales involucradas.

“Por la zona Sur tenemos Ovejuyo, desde la calle 60 entra a La Paz; Auquisamaña “Alto Irpavi, Chicani, Pampahasi, Chinchaya y Hampaturi.

Pedregal entra a La Paz. Villcacota entra a Palca y la divide la quebrada de Villcacota, Achumani entra a La Paz más el río Lacakollo y el río Chiarkollo y la define el cerro Chiarkollo hasta llegar a la cima de J’acha Kasi”, añade el documento.

En esa oportunidad el gobernador Félix Patzi afirmó que se intentado conciliar, entre Palca y La Paz, empero esas acciones fracasaron. “Por lo tanto, sino tomábamos la decisión nunca se hubiera podido solucionar porque nuca se ponían de acuerdo”, dijo.

Desde hace más de diez años, el municipio de La Paz confronta problemas de límites con sus vecinos de El Alto, Palca, Mecapaca, Achocalla, Yanacachi, Guanay, Coroico y Caranavi, que reclaman casi el 60% de las 201.000 hectáreas que posee el municipio paceño.

Los problemas más serios involucran a Palca, Mecapaca y Achocalla, que reivindican supuestos derechos ancestrales y documentos que se amparan en normas de hace más de medio siglo y que contradicen una Ley de 1995.

Debido a la ausencia de límites protocolizados con sus vecinos, el municipio paceño afrontó juicios con propietarios de negocios e inmuebles que vulneraban normas con aval de los vecinos.

También está en marcha la definición de límites con Mecapaca que se definirán a través de un referéndum que está en puertas y que espera la validación del ahora Viceministerio de Autonomías, que demora el proceso por su reestructuración.

MÁS TITULARES DE NACIONAL