NACIONAL    

Falta de infraestructura y crisis en salud

El hacinamiento, la falta de equipamiento, medicamentos, además de profesionales médicos ponen al descubierto las serias deficiencias del sistema de salud pública

En los 12 años del actual Gobierno, varias infraestructuras hospitalarias del servicio de salud pública quedaron muy pequeñas para atender a la gran cantidad de enfermos que llegan para internarse. El hacinamiento, la falta de equipamiento y la carencia de especialistas, entre otros, son las deficiencias a las que se enfrentan a diario los pacientes.

Esta realidad pone al descubierto las serias deficiencias del sistema de salud pública, sin que el Gobierno, Gobernación y municipios realicen los esfuerzos necesarios para otorgar a la población el beneficio de un sistema de salud “digno”.

En un recorrido que realizó EL DIARIO por los vetustos edificios de la Caja Nacional de Salud (CNS) se pudo evidenciar la crisis institucional que se refleja en estas vetustas edificaciones que albergan las salas de enfermos que esperan un milagro para salvar sus vidas ante el abandono en el que está sometido el sistema de salud.

El Hospital de Clínicas de la zona de Miraflores es un reflejo de esta anacrónica situación, el edificio que data de los años 50 y sobrepasó su capacidad, es más según las normas internacionales de salubridad debía ser demolido en los años 70, debido a que dejó de ser funcional.

Con sus paredes de adobe, el edificio es una esponja que absorbe no sólo la humedad, sino el moho, hongos y parásitos, de ahí que no resulta extraño que muchas personas contraigan varias enfermedades en las salas de ese nosocomio.

El comedor del personal se encuentra al lado de la morgue de donde se desprende fétidos olores que inundan todo el lugar incluyendo la sala Oncología.

Pero no sólo es el vetusto edificio del hospital de Clínicas el que necesita una pronta renovación, sino también el Policlínico de la Vita, un edificio antiguo poco funcional para los pacientes más si se trata de personas de la tercera edad.

A pesar de existir un ascensor, el mismo no funciona, esto obliga a las perdonas a subir por las gradas a los distintos pisos, la molestia es mayor cuando se trata de personas que presentan alguna discapacidad.

Pasillos fríos, poco funcionales, salas de atención ófricas, con poca ventilación y escaza luz, reciben a los pacientes que deben enfrentarse a este panorama.

“Mire tengo mi bastón y tengo que subir estas gradas. El ascensos hace años que no funciona”, se quejó un paciente de la tercera edad.

Los consultorios no cuentan con mobiliario adecuado y en casi todas las especialidades no hay espacios para guardar frazadas, colchones y camillas. Los baños no tienen condiciones de higiene; en Hematología las enfermeras se quejaron por la falta de un mingitorio para el personal médico y administrativo.

EQUIPAMIENTO

El Hospital de Clínicas de La Paz cumplió un siglo de existencia, y en todo ese tiempo no hubo mejoras en la infraestructura ni equipamientos.

Tal es la realidad que el único tomógrafo que tiene ese centro no funciona hace más de seis años.

Y la autoclave, que sirve para esterilizar los aparatos quirúrgicos y ropas de cirujanos, no está en las mejores condiciones, ya que cada cierto tiempo debe ser reparada por diferentes averías que registra, revelan los galenos.

Además, sólo el 2% del total de las camas y camillas que hay en ese hospital son ortopédicas, la mayoría son precarias, oxidadas y rotas que se sostienen con banquillos para evitar caídas.

En la unidad de Cirugías el ambiente es frío, eso empeora por la altura del techo que tiene 10 metros, y los pacientes que se someten a operaciones deben permanecer varios días internados en ese lugar húmedo.

DEFICIENCIAS

En un recorrido por las unidades de Hematología, Oncohematología, Infectología, Urología, Quirófanos, Imagenología, Cirugía se evidenció que los equipos funcionan en medio de goteras y filtraciones de agua, en condiciones de extrema humedad y deterioro de las paredes.

CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO HOSPITAL

En noviembre del 2017, el gobernador de La Paz, Félix Patzi, afirmó que la Construcción del Hospital de Clínicas es sostenible.

Explicó que la construcción del nuevo hospital demandaría una inversión de 98 millones de dólares y que se haría por fases. En primera instancia se intervendrá la parte quirúrgica y la parte de emergencias.

“El costo total que suma la parte de construcción de la supervisión es 226 millones de bolivianos, que equivale a 32 millones de dólares, se ha planificado financiar la ejecución física en 4 años y la ejecución financiera en 5 años” dijo.

Añadió que la Gobernación tenía planeado licitar la construcción para el 2017, pero con todos los inconvenientes y en caso de que autoridades de Gobierno decidan inscribir el proyecto, se empezaría en 2018.

Restan solo dos meses para que concluya la presente gestión y hasta la fecha no se compra ni el acelerador lineal que tanto necesitan los enfermos con cáncer.

MÁS TITULARES DE NACIONAL