POLÍTICA    

Cámara de Diputados

Todos tienen oficina, menos UD

Son casi dos meses que la bancada de Unidad Demócrata (UD) en la Cámara de Diputados cumple sus funciones a medias en el edificio del Legislativo, ya que la presidenta de dicha instancia, Gabriela Montaño, no dio autorización para que usen ninguna oficina.

“Aún continuamos en estas instalaciones: el pasillo de la Asamblea Legislativa, llevamos 60 días desde el 19 de enero y así permaneceremos mientras dure el golpe parlamentario que sufrimos, pero seguiremos en la resistencia democrática, estamos aquí bajo las gradas”, señaló Barrientos.

Desde el comienzo de la legislatura 2018, UD la representación política opositora más numerosa frente al oficialismo no cuenta con oficinas, hecho que llama la atención porque es la primera vez que parlamentarios elegidos mediante voto democrático son sometidos a este trato.

Según el Reglamento de la Cámara de Diputados, toda agrupación política que supere los tres diputados, debe tener las condiciones mínimas para funcionar, ya que se trata de una representación poblacional de Bolivia.

En ese entendido se le consultó a la autoridad legislativa si no habían considerado acogerse a un proceso judicial u otro aspecto para defender sus derechos; comentó que hace dos semanas la presidente de la Cámara de Diputados hizo una propuesta.

“La Presidenta de la Cámara de Diputados sugirió hace dos semanas atrás, dividir las oficinas y le dijimos que es ilegal porque el reglamento establece que debemos elegirnos de manera democrática y así lo hicimos, por eso le hicimos llegar la nota donde hay mayoría de parlamentarios que apoyan mi jefatura”, informó Barrientos.

Por lo tanto, ese espacio parece que se está acostumbrando a la retina diaria de quien visita la Asamblea Legislativa, porque se observan carteles que expresan frases como “basta de intromisión masista” o “Bolivia no es Venezuela”.

MÁS TITULARES DE POLÍTICA