Ciencia y Computación    

Llegan los taxis autónomos de la mano de Volkswagen e Intel

Poco a poco la ciencia ficción se convierte en realidad. Las ciudades de Israel tendrán un servicio de taxi autónomo y eléctrico fruto del acuerdo entre Volkswagen y Mobileye, una startup especializada en conducción autónoma que fue comprada por Intel hace unos meses.

El anuncio, realizado en la Cumbre de Movilidad Inteligente que se celebró en Israel, supone el primer intento serio de integrar un servicio público de taxis sin conductor en un entorno real, donde tendrán que convivir con otros vehículos, personas, mobiliario urbano y todas las dificultades asociadas a conducir en una gran ciudad.

“Nuestro servicio apunta a adaptarse de manera inteligente y dinámica a las necesidades de movilidad urbana del siglo XXI, atendiendo a las demandas de movilidad dentro de la ciudad y minimizando los costes directos/indirectos para la sociedad: contaminación del aire/ruido, congestión y seguridad”, comentó Amnon Shashua, CEO de Mobileye CEO y vice presidente senior de Intel.

Para hacer realidad este desafío, Volkswagen se encargará de proporcionar la flota de autos eléctricos necesaria, Mobileye (Intel) la tecnología de conducción autónoma y Champion Motor, importador líder en Israel, realizará labores de administración.

El proyecto Nueva Movilidad será una realidad a principios del año que viene, con una docena de autos, y se espera que el modelo pueda ser exportado a otros países en 2022. La idea es hacer una arquitectura escalable y basada en estándares para que otros fabricantes puedan sumarse a esta iniciativa.

MÁS TITULARES DE Ciencia y Computación