NACIONAL    

Entre 14 y 18 años de edad

Mayoría retorna y otros son encontrados sin vida

Uno de los principales factores por los cuales la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), establece que el 95% de las denuncias de personas desaparecidas retornan a sus hogares, se debe a que en su mayoría enfrentan problemas de inconducta. Mientras que el 5%, luego de un tiempo, son encontrados en la morgue del Hospital de Clínicas, al haber sido víctimas de atropello, atraco, riñas y peleas entre otros hechos violentos.

Para la sargento Jaqueline Vargas, las personas desaparecidas, no solo se encuentra entre los adolescentes y sobre todo mujeres, sino en menores de 15 años y personas de la tercera edad, quienes aumentan las denuncias a cinco casos por día.

ADOLESCENTES

Siendo la edad más frecuente de las personas desaparecidas desde los 14 años hasta los 18 años, con mayor tendencia del sexo femenino, dichas denuncias llegan a ser comunicadas a diferentes instancias, como medios de comunicación con la finalidad de que los jóvenes y señoritas recapaciten y puedan retornar a sus hogares.

Pero en caso de que no exista ninguna comunicación y la persona desaparecida no realiza ninguna comunicación con sus familiares, en dos días se formaliza la denuncia mediante la presentación de un memorial que permita sancionar a individuos que retengan a una persona denunciada como desaparecida. La misma debe estar firmada por un abogado y si es menor de edad, la defensoría se hace cargo.

BÚSQUEDA

La búsqueda que se convierte en la segunda etapa, luego de que la familia de la personas desaparecida formaliza la denuncia, entrega una fotografía y fotocopia de la cédula de identidad de su familiar, se inicia desde la difusión por medios de comunicación, hasta el pegado de los afiches en la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, en las terminales de buses, aeropuertos, terminales interprovinciales y en las mismas trancas de control policial.

"Esta distribución de los afiches es realizado tanto por la policía de esta área, como por los mismos familiares, quienes tienen su propio original de la denuncia y pueden realizar la difusión, de esa manera se redobla la búsqueda", indicó Vargas.

La tercera etapa, es realizar un análisis de la línea telefónica o celular de los adolescentes desaparecidos, procedimiento que se lo realiza con orden de fiscal, aspecto que no requiere ningún gasto para la familia denunciante.

"Se solicita el extracto de llamada, se verifica los números recientes o frecuentes con los que se realiza la comunicación, se analiza su ubicación georeferencial en las últimas 24 horas y finalmente se busca una comunicación con las personas que tuvo contacto el adolescente", detalla la investigadora.

En El Alto al momento solo se analizan dos casos de trata y tráfico de personas, los cuales tienen una antigüedad de un año.

MÁS TITULARES DE NACIONAL