SOCIEDAD    

Caso de violación a hija

Fiscal departamental y juez fueron denunciados

El fiscal distrital de La Paz, Edwin Blanco, y el juez primero anticorrupción de El Alto, Ricardo Pinto, fueron denunciados ayer por el Ministerio de Justicia y abogados de la víctima, en relación al caso del exfiscal Ricardo Condori, sindicado de violación a su hija de 16 años.

BLANCO

La denuncia en contra de Blanco fue presentada por la abogada de la familia de la víctima, quien señaló que el fiscal departamental incurrió en delitos de incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias para favorecer al exfiscal.

“Pedimos al fiscal general, Ramiro Guerrero, se pronuncie al respecto, pues se usó la movilidad de la Fiscalía, para proteger al imputado, además que se ha impedido el trabajo de la Policía”, aseveró la abogada de la víctima.

Anunció que se llamará a declarar al director regional de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de El Alto, capitán Jimmy Gonzales, y otros investigadores.

De la misma forma, el diputado Rafael Quispe anunció que se está pidiendo la ampliación de la denuncia contra el fiscal Blanco y el juez Pinto, señalando los mismos argumentos.

JUEZ PINTO

En el caso del juez Pinto, el Ministerio de Justicia interpuso ayer dos denuncias, una en la vía penal y la otra en el ámbito disciplinario.

Las encargadas de hacer la denuncia fueron la viceministra de Igualdad de Oportunidades, Estefanía Morales, y la directora general de la Niñez y Personas Adultas Mayores, Ninoska Durán.

“Estamos haciendo la presentación de denuncia penal por prevaricato ante el Ministerio Publico y denuncia disciplinaria por faltas gravísimas ante el Consejo de la Magistratura contra el Juez Primero Anticorrupción, Ricardo Pinto”, explicó la Viceministra.

Las autoridades aseguran que el juez Pinto incurrió en prevaricato, al determinar, el 8 de noviembre, la detención domiciliaria en favor del exfiscal denunciado por la violación en contra de su propia hija, de 16 años.

Morales precisó que buscan la suspensión y destitución del juez que aseguran benefició al exfiscal con detención domiciliaria y luego retrocedió en esa medida para enviarlo con detención preventiva en el penal de Patacamaya.

Aseguró que el juez no valoró los antecedentes y dictó la detención domiciliaria, pese a que Ángela S., la menor de 16 años, seguía viviendo con su padre.

Condori fue denunciado por Judith S., madre de la menor, quien afirmó que su padre abusaba de ella desde agosto del año pasado, cuando fue a vivir con él.

CONTRAPARTE

De forma paralela, Johan Muñoz, abogado del exfiscal Condori, declaró que su cliente está siendo juzgado sin pruebas y señaló que hasta el viernes él había guardado silencio para cuidar la imagen de su hija, “esperando que ella diga la verdad”, pero al conocer que será remitido al penal de Patacamaya ha decidido decir su verdad, manifestó el jurista.

Explicó que las autoridades y quienes juzgan a su cliente deben conocer cuál era el comportamiento de Ángela S. y las razones por las que su madre pidió a Condori llevársela a vivir con él.

El viernes, el exfiscal Condori lamentó su situación, negando los cargos, dijo tener confianza en que su hija desmentirá las denuncias, pero observó que no se esté realizando una investigación adecuada y señaló que en el mismo informe de la Policía se verifican dos hechos importantes.

Primero, que la menor declaró haber mantenido relaciones sexuales con su enamorado, desde hacía dos meses, y que la última fue dos días antes de ser denunciado, es decir el domingo.

El abogado Muñoz adelantó que para desmentir la versión de la hija se está pidiendo que se cite a declarar a 18 personas, entre ellas tres menores para quienes pide garantías, pues conocen el entorno de amistades y cómo conseguía las pastillas anticonceptivas que fueron citadas como un indicio en contra de Condori.

El exfiscal, en entrevista con este medio, precisó que hace más de dos meses, cuando su hija Ángela S. fue detenida por la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Villa Adela, en completo estado de ebriedad, se decidió que por seguridad, la menor también podría ir a dormir a la casa de la madre.

Pero que bajo ese pretexto ella salía de la casa diciendo que iba a dormir a la casa de su madre.

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD