NACIONAL    

Desesperación por datos

Familiares gastan más pagando a “adivinos”

El exdirector de Régimen Penitenciario, Ramiro Llanos, dio a conocer que si bien a nivel nacional se conoce de que existen 510 denuncias de personas desaparecidas, en su mayoría de los casos la familia es quien tienen mayores gastos económicos que invierte en áreas que no garantizan resultado positivo, como yatiris (adivinos), con el propósito de dar con el paradero de sus hijos o hijas.

"Lastimosamente mientras nuestros adolescentes no llegan a sus hogares, como consecuencia del excesivo consumo de alcohol, siendo este el factor que genera mayor vulnerabilidad de los adolescentes, porque en las mismas fiestas están relacionándose con aquellas individuos que están involucrados con los casos de trata y tráfico de personas", indicó.

Pese a que el 10% de los recursos de los Impuestos Directos de Hidrocarburos (IDH), se destina a la policía, esta instancia no cumple con su trabajo.

PROSTITUCIÓN

Llanos da como ejemplo, en la zona 12 de Octubre de la urbe alteña, la actividad de prostitución es una de las más "publicas", generada con la presencia de los propios proxenetas. Las mujeres que prestan servicios sexuales en esas zonas, trabajan en centros mineros, en ferias, pueblos de varias regiones y logran obtener un recurso, "de la misma manera la adolescente quiere tener ingresos económicos, para lograr comprarse su celular, ropa, maquillaje y al no llegar a ser satisfecha esta demanda por la familia, ante las condiciones de pobreza y como están cerca los locales de prostitución, que además están próximos a los colegios, llega a ser captada o conquistada por los proxenetas e ingresan a este ámbito de la prostitución y desaparecen de sus hogares", explicó.

AUSENCIA DE POLICÍAS

Para Llanos la inexistencia de presencia policial, es una constante, porque los operativos de patrullaje, recorrido definidos por el organismo policial, solo duran tres horas, dejando 21 horas libres para la actividad ilícita.

"La Policía Comunitaria, no existe, por lo tanto hay una especie de anomia, la instancia de protección están ausentes, trabajan pocas horas, solo patrullan tres horas de acuerdo a su normativa, a ello se suma que las adolescentes que deciden salir a su hogar sin decir nada, se debe a la falta de comunicación", observó.

Llanos observa que existe una ausencia de políticas de Estado, donde no existe control en las calles, patrullajes, control en los puntos fronterizos, en las trancas de las rutas departamentales, factor que facilita la posibilidad de que más adolescentes que salieron de su hogar puedan ser víctimas de tratantes o de proxenetas.

MÁS TITULARES DE NACIONAL