INTERNACIONAL    

Francia

Persisten protestas de “Chalecos amarillos”

París.- Una fuerte explosión en una panadería del centro de París, causada en apariencia por un escape de gas, dejó ayer tres muertos -entre ellos una turista española- y decenas de heridos por la potencia de la detonación, que devastó fachadas, comercios y vehículos.

Acababan de dar las 09.00 (08.00 GMT) cuando un estruendo hizo temblar ventanas y cristales de las viviendas del céntrico distrito IX de París, como pudo constatar Efe.

Un grupo de bomberos intervenía en ese momento por una fuga de gas registrada en una popular panadería de la calle Trévise, que hoy estaba cerrada.

El estallido, similar en su proporción al de una bomba de fuerte onda expansiva, causó un incendio que tardó horas en ser sofocado.

En ese momento, además de los bomberos, había turistas en la calle o desayunando en alguno de los hoteles que abundan en esa zona, que vieron cómo los cristales se rompían e incluso, en algunos sitios, el techo se venía abajo.

Dos bomberos perdieron la vida, además de una turista española, según informaron a Efe fuentes diplomáticas, que agregaron que otros dos españoles resultaron heridos, una mujer leve, y un hombre cuyo estado no reviste, de momento, gravedad.

Diez personas ingresaron en estado de "urgencia absoluta" en hospitales de París, y otras 37 resultaron heridas leves.

Otro bombero permaneció dos horas sepultado bajo los escombros hasta que los equipos de rescate lograron extraerlo y trasladarlo, en estado grave, a un centro sanitario.

La magnitud del suceso obligó a evacuar a algunos de los damnificados en helicópteros de la protección civil, que aterrizaron en la cercana plaza de la Ópera para poder evacuarlos. (EFE)

MÁS TITULARES DE INTERNACIONAL