DEPORTES    

Barcelona se consuela en la Liga

El equipo catalán, tras su sorpresiva eliminación de la Champions, intentó darse un baño de motivación ante Valencia, al que superó por 2-1. Cada vez se acerca más a un nuevo título.

El Barcelona restó una jornada más del calendario para proclamarse campeón de LaLiga Santander y superar la depresión de su eliminación de la Liga de Campeones con un nuevo triunfo ante un buen Valencia (2-1), que se topó con Ter Stegen y no pudo rescatar nada positivo de una tarde de duelo en el Camp Nou.

Con la sensación de haber “decepcionado a mucha gente”, como reconoció su entrenador Ernesto Valverde, se reencontró el Barcelona con su afición en la búsqueda de nuevas ilusiones, dar valor a una Liga conquistada con autoridad y poca emoción, adaptando el reto de lograr un doblete en su temporada tras renunciar con dolor al triplete por la remontada encajada en el Olímpico de Roma.

Aturdido, el líder comenzó agarrándose a la figura de Ter Stegen y la entrada en el once de Coutinho le aportó el fútbol que le faltó en ‘Champions’. De su visión y el pase entre líneas al espacio para la definición de un matador como Luis Suárez, nació la reacción del Barcelona. Lo intentó siempre con verticalidad y velocidad un Valencia al que le faltó puntería y que recibió el castigo del segundo tanto al arrancar el segundo acto merced un testarazo de Umtiti. Antes había salvado Piqué bajo palos el empate y Ter Stegen no se cansó de parar hasta que por debajo de su cuerpo se coló el penalti lanzado por Dani Parejo. Marcelino García Toral suma catorce enfrentamientos ante el Barcelona sin ganar ninguno. La resaca de la Liga de Campeones también la experimentaba el Sevilla. El Sánchez Pizjuán acogió un duelo con sabor europeo después de ver a su equipo despedirse con orgullo de la competición de mayor prestigio empatando en el Allianz Arena ante el Bayern Múnich. Ver al eterno rival, el Real Betis distanciarse en plena racha y tras vencer en Girona, no era plato de buen gusto a un equipo que comenzó con todo en contra. Un tanto de Raba y otro de Bacca, cuando Ben Yedder ya se había autoexpulsado por aplaudir una amonestación en la cara del colegiado, ponían todo en contra del Sevilla que acabó tirando de orgullo.

EFE

MÁS TITULARES DE DEPORTES