DEPORTES    

Walter Nosiglia jr se salvó por un milagro

El piloto boliviano que competía en la categoría motos en el Dakar 2019 tuvo un accidente el pasado miércoles, fue operado ayer de una doble fractura de cúbito y radio del antebrazo derecho; además tiene fractura en la quinta y séptima vértebra.

El accidente que sufrió el pasado miércoles el piloto boliviano de motos, Walter Nosiglia Jager, en la tercera etapa del rally Dakar, fue más grave de lo que se pensaba. El diagnóstico que se proporcionó ayer informa de un TEC (Traumatismo Encéfalo Craneal), pero también indica de una doble fractura de cúbito y radio del antebrazo derecho, así como fractura en la quinta y séptima vértebra.

El corredor nacional fue intervenido quirúrgicamente ayer en Lima para dar solución a la doble fractura del antebrazo derecho y de esa forma estabilizar su estado de salud, con el objetivo de no complicar aún más la dolencia que sufre a nivel de las vértebras, según informó mediante la red social Facebook el periodista Edgar Machicado, quien se encuentra cubriendo la prueba.

Nosiglia Jager sufrió un accidente en la tercera etapa, en el kilómetro 22 entre San Juan de Marcona y Arequipa, que obligó a su padre, Walter, a abandonar la competición, dada la gravedad del incidente.

Machicado cuenta en Facebook que el piloto argentino Franco Caimi fue el primero en encontrar al boliviano, tirado en el trayecto e inconsciente. Ante las circunstancias lo primero que hizo el rioplatense fue activar el botón de emergencia para que el helicóptero pueda brindar atención inmediata.

Luego de unos minutos llegó al lugar Luciano Benavides, quien lo vio muy mal, “prácticamente no respiraba, no sabíamos qué hacer con Franco (Caimi)”, dijo el corredor según publica Machicado en Facebook.

Daniel Nosiglia fue el siguiente en llegar, prácticamente de manera inmediata a Benavides. La primera reacción del hermano de Walter fue abandonar el Dakar, ante la gravedad del asunto, pero decidió continuar a sugerencia de su padre, quien decidió dejar la carrera para acompañar a su hijo.

Al final de la tarde del miércoles, Walter Nosiglia Jager pudo recuperar la consciencia en la clínica a la que fue trasladado en San Juan de Marcona, para luego ser derivado a un centro de salud en Lima, donde ayer fue operado de las lesiones del antebrazo derecho.

En las siguientes horas se continuará con el tratamiento para dar solución al problema originado en las vértebras, pero fundamentalmente para superar el TEC que sufrió.

MÁS TITULARES DE DEPORTES