SOCIEDAD    

Corrupción e incumplimiento de deberes

Enjuciados por tráfico de colmillos no son sentenciados

En franco incumplimiento de deberes y acto de corrupción, el juez Juan Coronado Camacho, del Juzgado Noveno de Sentencia de Santa Cruz, suspendió por 13º vez la audiencia en la que debería dictar sentencia contra los ciudadanos de origen chino, naturalizados bolivianos, acusados de daños al patrimonio natural y tráfico de colmillos de jaguar, puma, oselote y otros derivados de fauna silvestre.

La suspensión de la audiencia que se previó fuera la última fue suspendida debido a la ausencia del abogado titular y a solicitud del nuevo abogado que pidió tiempo para conocer el caso.

El juez Juan Coronado Camacho fijó una nueva fecha para el viernes 9 de noviembre, a las 15.30, en el Juzgado Noveno de Sentencia y Anticorrupción, informó ayer el asesor legal de la Dirección de Recursos Naturales de la Gobernación de Santa Cruz, Fabricio Ortiz.

“Este ha sido un acto más de chicanería jurídica de mala interpretación y aplicación de la ley”, denunció Ortiz, tras anunciar que este caso será puesto en conocimiento del Consejo de la Magistratura y de la Procuraduría del Estado.

“Es una vergüenza, ‘chicanería’ total. Es lamentable que las autoridades del Estado sean alcahuetes de una intencionada mala aplicación de la ley”, fustigo el abogado a tiempo de señalar que la audiencia nuevamente fuera reprogramada.

El abogado remarcó que el proceso se encuentra en la fase final del juicio oral, instancia en la que se presentarán todas las pruebas materiales determinantes. “La defensa de los acusados argumentó sin sustento legal alguno y el juez le dio curso”, esto es lamentable, señaló Ortiz.

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD