METRO CUADRADO    

Alquileres que corren sin control alguno

Los proyectos de construir nuevas viviendas sociales en el país al parecer no es la solución para la gente que gana un sueldo mínimo nacional en las ciudades, ya que muchos de los bolivianos no pueden acceder a la casa propia y si lo hacen tienen que trabajar en dos o tres trabajos diferentes durante toda su vida y aun así no lo logran, aún peor si recurren a préstamo del banco o financieras.

La vivienda en las ciudades, se ha convertido en el gran negocio de bancos y también por parte del Estado que solamente construye para algunos sectores afines y se trata de mono viviendas, en superficies totalmente pequeñas y terminan viviendo en la promiscuidad.

Los cierto es que, un buen sector prefiere alquilar ambientes para su familia, pareja, individual, debido a la urgente necesidad de asegurar su estadía y terminan pagando costos altísimos por las “viviendas sociales”, sean privadas o familiares, que de pronto es el gran negocio de dueños de casa y operadores de bienes inmuebles que encarecen aun más los precios en el mercado.

EN ALQUILER

Metro Cuadrado accedió a varios ambientes en la ciudad, verificando que en muchos casos se alquilan la peor infraestructura en casas de familia y normalmente están ubicados en los peores lugares de la casa como sótanos, subterráneos y en espacios que realmente aparentan ser celdas, ya que los dueños limitan y prohíben un desarrollo social de las personas y familias.

El arrendar ambientes en la ciudad de La Paz, como en el resto del interior del país es el gran negocio, rubro que no está regulado en los montos a cobrar y menos en las exigencias de construcción adecuadas para rentar ambientes, siendo “libre” provoca preocupación, porque existen montos de alquiler que están fuera de los ingresos de los bolivianos.

Por ejemplo, un garzonier en alquiler (de moda) es arriba de los 1.500 bolivianos y si alguien percibe el sueldo básico, no le resta dinero para alimentarse y peor para el trasporte, ni soñar en ahorrar y menos en hacerse de familia.

La misma suerte corren los alquileres de habitaciones sean de uno, dos, tres habitaciones con cocina y baño compartido o privado, pues los montos van desde 400 bolivianos, tan solo para un cuarto, sin baño y menos cocina y justo en la superficie para una cama y con suerte una mesa y vive aislado de los otros servicios. Los dueños de casa, el ofrecen el peor lugar y no les interesa si se enferma por ambientes insalubres, y en la mayoría de los casos, la incomodidad.

La radiografía de la vivienda en La Paz y otras ciudades, refleja en algunas situaciones humillantes, ya que ofrecen ambientes sin derecho a cocina ni ducha, cuartuchos sin ventanas, húmedos y en medio de ruidos por parte de los dueños de casa que no les interesa, ya que no existe control alguno y menos regulado, lo que les importa es ganar dinero seguro y mensual. “¿Y por qué está cobrando 2.800 bolivianos por el departamento? Y contesta el arrendatario es que tengo que pagar al banco, otros dicen es que tengo cancelar la pensión de la universidad de mi hijo, es para la comida del mes y otras razones personales. Lo que implica que los dueños de casa acomodan los cobros a sus necesidades particulares y no toman otros parámetros, por ejemplo, el sueldo mínimo nacional. Entonces, cuál es el parámetro que asumen los dueños de casa para colocar un precio de alquiler a una habitación o más, garzonier, departamentos, también anticréticos. Ahora el MIXTO que es ilegal y un abuso.

Se entiende que los dueños de casa alquilan sus ambientes con el criterio de resolver su problema económico y no existe control alguno del Estado del abuso que realizan los dueños en el mercado de arriendo de viviendas.

A eso hay que sumar que hace poco aparecieron los hoteles familiares, que alquilan por internet a turistas y visitantes del interior del país, pues en el mundo esta modalidad ya vigente y en el país ya ingresó esta nueva modalidad. Se trata de grupos de pareja o una sola que contratan ambientes por internet y ocupan los ambientes por días, semanas, puede ser en La Paz, Cochabamba, Santa Cruz u otras ciudades, se llama hoteles familiares y con este sistema, los hoteles oficiales son menos requeridos por sus precios altos. Parece que no puede haber algo más desalmado en cuestiones de alojamiento, cuando hablamos de alquileres, anticréticos, mixtos (ilegal) que desestabilizan a las familias, porque esa itinerancia provoca que solo piensen en dónde van a comer y dormir al día siguiente.

Son personas atrapadas en las redes de las inmobiliarias que cada año y por estas épocas buscan ambientes para alquilar o con suerte un anticrético y ahora se inventaron mixto, pues paga un monto de dinero en anticrético y encima cada mes paga un alquiler, siendo una “avivada criolla”, que está al margen de la ley.

NO PAGAN IMPUESTOS

Sea como fuese, lo cierto que estos “arrendistas” no facturan y eluden impuestos, según declararon las personas que fueron consultadas por metro cuadrado.

ESTUDIANTES

A esto hay que agregar del gran negocio de alquileres con los estudiantes en universidades. Los dueños de casa incluso han construido ambientes para este alumnado que viene del interior del país y se aprovechan de los jóvenes y se puede comprobar en las inmediaciones de universidades de Obrajes, Sopocachi, Miraflores, San Jorge, Alto Obrajes y otras zonas. Y se trata tan solo de simples habitaciones reducidas, claustrofóbicas y nada más, no tiene vida social, no come, menos visitas, pues las prohibiciones están fuera de una buena estadía.

CONDICIONES

“Alquilo habitación a parejas sin hijos” o la demanda de una mujer: “Busco alojamiento con derecho a fumar y llevar a familiares”, “alquilo ambiente, sin perros”. La ley de la oferta y la demanda provocan que los precios se disparen y “hasta exigen de manera abusiva una garantía de dos meses sean en garzonier, habitación, departamento”, señala María Ch. Luz, que justamente periódico en mano busca un alquiler.

Agrega que “Es muy difícil conseguir habitaciones por el centro de la ciudad de La Paz, es para ahorrar el transporte y no quiero vivir. Muchas personas viven en alquiler toda su vida, en el mejor de los casos en anticrético y ante esta necesidad latente los dueños de casa se aprovechan”.

VIVIENDA INSALUBRE

Aunque parece una exageración existen límites de horarios para usar el agua y la luz” y Raúl Vera L. que se dedica al rubro, reconoce que las familias son el colectivo que tiene más dificultades para alquilar cuartos, porque muchos no quieren con niños.

Hay ocasiones en que los pequeños tienen que permanecer confinados en la habitación al estar mal visto que alboroten y correteen por el piso. Y si, se viene con un perro, sus opciones de alquilar es cero, quizás en este caso pueda entenderse, pero no de los niños.

ALQUILERES ALTOS

Las familias vulnerables que no tienen una casa propia podrían mejorar su situación si el gobierno regula los montos de arrendamiento en las distintas modalidades, quizás, tomando en cuenta el salario mínimo nacional.

Vera, afirma que “si hubiera voluntad política para ello podría regularse este rubro que afecta a un buen sector de los ciudadanos, aunque estamos muy lejos de eso, ya que los políticos de turno están en otras cosas. No les interesa el bienestar de las habitantes de la ciudad, sino de los habitantes del campo y cocaleros”.

“Se tiene índices altos de precios para alquileres, el cobro de los importes por alquileres, no es coherente al salario mínimo nacional de las personas, además de no estar regulado y entonces los dueños de casa cobran lo que ven conveniente y de acuerdo sus intereses necesidades económicas…” ¿pero, bajo qué parámetros se determinan los montos?

Mostrando de esta manera la pobreza en la cual estamos, ya que el movimiento de dinero, cada vez es más abismales en el país, pues la gente recibe su sueldo y a la hora de repartir se queda sin nada en el bolsillo. Es que sube los productos en el mercado, ropa y otros, la luz, agua, y nadie dice nada a eso sume el alquiler de viviendas, no le alcanza, aunque trabajen en pareja, ni pensar en procrear niños”

COMER MENOS PARA PAGAR EL TECHO

La situación empeorará en los próximos años, según los operadores en bienes inmuebles, que estiman que hay un sector de personas de jubilados que cobra pensiones bajas y están parados de por vida y claro en el tiempo de laburo no lograron superar su aporte de 400 bolivianos y con ello mantenerse en el futuro es imposible. Entonces termina buscando trabajo de lo que sea, para cubrir el alquiler.

MÁS TITULARES DE METRO CUADRADO