Femenina    

PSICOLOGÍA

Aprende a lidiar con la ansiedad

Yackieline Rodríguez, psicóloga

Hoy en día, escuchamos reiterativamente a las personas decir que sufren de ansiedad. La causa puede ser por diferentes circunstancias ya sea el factor económico, fracasos en una relación de pareja, sueños frustrados, malas decisiones que tomamos en la vida, todo esto forma una estructura que moldea nuestras vidas y actitudes.

La ansiedad es un sistema de alerta de nuestro organismo ante situaciones que nos afectan, y en las que tenemos algo que ganar o que perder. Está vinculada a la percepción de amenaza y a la disposición de respuestas frente a ella.

La ansiedad es una emoción caracterizada por el sentimiento de miedo, temor, aprensión, inseguridad, como consecuencia de que el individuo siente amenazados sus intereses, cuenta con medios insuficientes, tiene dificultades para emitir las conductas adecuadas, desconfía de sus capacidades, se muestra insatisfecho del éxito alcanzado, o tiene problemas para mantener dichos logros.

Existen tres factores en la ansiedad:

• Cognitivos.- Son anticipaciones amenazantes, evaluaciones del riesgo, pensamientos automáticos negativos, imágenes importunas.

• Fisiológicos.- Son la activación de diversos centros nerviosos, particularmente del sistema nervioso autónomo, que implica cambios vasculares, respiratorios.

• Motores y de conducta.- Es la inhibición o sobreactivación motora, comportamiento defensivo, búsqueda de seguridad, sumisión, evitación, agresividad.

Cuando la ansiedad es proporcionada, es decir baja, se manifiesta dentro de límites, no se aprecian manifestaciones sintomatológicas -los cambios psicofisiológicos no alcanzan a superar los umbrales sensoriales de los receptores del dolor, la presión, la temperatura- , o bien son menores, salvo en algún momento puntual y limitado que pueden llegar a ser altos.

Estos cambios en los procesos fisiológicos no sólo son normales, sino funcionales: prepararán al organismo para emitir las acciones pertinentes en relación con la caracterización de la realidad a la que se enfrenta o pudiera enfrentarse. Cuando existe una alta gravedad de ansiedad se mide fundamentalmente por dos parámetros: el sufrimiento y la incapacitación que generan, siendo más graves los que originan más problemas de salud, y más intensos, e implican mayores limitaciones para quien los padece.

Hay que prestar mucha atención a los síntomas de la ansiedad: Nerviosismo, impaciencia, dificultad para concentrarse, irritabilidad, alteración del sueño, tensión muscular, temblor, sudoración, dolor de cabeza, cansancio.

Si tienes 5 o más de estos síntomas necesitas visitar a un especialista, pero, al margen de un tratamiento, también puedes tomar en cuenta las siguientes sugerencias para combatir la ansiedad.

Estas estrategias te ayudarán, pero si no puedes deberás buscar la ayuda necesaria consultando a un especialista. El reconocer que existe algún problema y necesitas buscar ayuda es importante, es un gran paso que te ayudará a calmar tu mente así superar la ansiedad o cualquier otro problema.

Hacer ejercicio:

Caminar o practicar alguna actividad que te agrade ayuda a reducir la tensión nerviosa y ansiedad, al hacer esta actividad liberamos endorfinas que producen placer y bienestar.

Relajarte antes de dormir:

Cuando uno se siente preocupado le cuesta conciliar el sueño o puede despertar por varias veces. Predisponte en no pensar en lo que te aflige y concéntrate en descansar, hoy en día hay diferentes técnicas de puedes aprender para relajarte.

Aprende a respirar:

Existen diferentes técnicas de relajación que ayudan a bajar tu ansiedad con pensamientos positivos, aprender a respirar es esencial.

Cuida tu alimentación:

El cuidado de tu alimentación es muy importante, como cereales, lácteos, vegetales no consumas alcaloides (beber café en exceso, chocolate).

Controla tus pensamientos negativos:

Cuando comiences a sentir ansiedad es importante que controles esos pensamientos negativos e irracionales por los positivos.

Pedir ayuda:

Es sumamente importante que sepas que no estás solo, que tienes a tu alrededor familia y amigos que pueden escucharte, aprende expresar tus sentimientos, emociones ya que el aspecto afectivo es importante.

MÁS TITULARES DE Femenina