INTERNACIONAL    

Por ejercicios militares

Corea del Norte busca cancelar cumbre Kim y Trump

Seúl.- Corea del Norte se plantea cancelar la cumbre prevista para el 12 de junio en Singapur entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, debido a las maniobras militares que llevarán a cabo Corea del Sur y EEUU y que Pyongyang considera “una provocación”.

Según informó la agencia oficial norcoreana KCNA, citada por la surcoreana Yonhap, las maniobras “Max Thunder”, en las que participan las fuerzas aéreas de EEUU y Corea del Sur, son un ensayo para una invasión de Corea del Norte y “una provocación intencionada”.

“Estados Unidos tendrá que sopesar cuidadosamente todo lo relacionado con la prevista cumbre con Corea del Norte, a tenor de estos provocadores ejercicios militares conjuntos con la participación de las autoridades de Corea del Sur”, se indicó en la nota.

MANIOBRAS

A juicio de Corea del Norte, esas maniobras vulneran la “Declaración de Panmunjon” suscrita el pasado 27 de abril por Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, en dicha ciudad donde se encuentra la frontera entre las dos Coreas y por la cual se establece un compromiso por la paz permanente y la completa desnuclearización de la península coreana.

En los ejercicios militares, que comenzaron el pasado viernes y durarán dos semanas, participa un centenar de aviones, entre ellos ocho del tipo F-22, indetectable al radar, así como cazabombarderos F-15 y bombarderos estratégicos B-52.

Corea del Sur y Estados Unidos realizan regularmente ejercicios militares conjuntos que siempre han suscitado el rechazo del régimen de Pyongyang, que los considera como una amenaza y un ensayo para una eventual invasión del norte.

CUMBRE

Tras conocerse la posibilidad de cancelar la cumbre, la portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Heather Nauert, dijo que Washington no tiene previsto cancelar esas maniobras.

“No hemos escuchado nada de ese Gobierno (norcoreano) ni del Gobierno de Corea del Sur que indique que no vayamos a continuar con esos ejercicios o que no vayamos a seguir planificando nuestra reunión entre el presidente Trump y Kim Jong-un para el próximo mes”, dijo la portavoz.

ESTADOS UNIDOS

En tanto, Estados Unidos aseguró que sigue planeando la cumbre entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, y que no tiene previsto cancelar sus ejercicios militares con Corea del Sur porque son “legales” y “no provocativos”.

La portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Heather Nauert, reaccionó en una conferencia de prensa a un informe de la agencia surcoreana Yonhap, que aseguró que Corea del Norte había suspendido una reunión de alto nivel con Corea del Sur y había amenazado con cancelar la cumbre con Trump debido a los ejercicios militares.

“No hemos escuchado nada de ese Gobierno (norcoreano) ni del Gobierno de Corea del Sur que indique que no vayamos a continuar con esos ejercicios o que no vayamos a seguir planificando nuestra reunión entre el presidente Trump y Kim Jong-un para el próximo mes”, dijo la portavoz.

NOTIFICACIÓN

Nauert aseguró que Estados Unidos no ha recibido ninguna notificación “formal ni informal” de Corea del Norte en ese sentido, y que por tanto “continúa planificando la reunión” entre Trump y Kim, prevista para el próximo 12 de junio en Singapur.

“Kim Jong-un ha dicho en el pasado que entiende la necesidad y utilidad de que Estados Unidos y Corea del Sur se impliquen en esos ejercicios, que son legales y se planifican con mucho, mucho tiempo”, subrayó la portavoz.

“(Estos ejercicios) no son provocativos, estas son cosas que hacemos alrededor del mundo con todos nuestros socios y aliados”, agregó.

Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, reaccionó con aparente escepticismo ante el informe publicado en la agencia surcoreana.

“Estados Unidos mirará lo que ha dicho Corea del Norte independientemente, y seguiremos coordinándonos estrechamente con nuestros aliados”, dijo Sanders en un breve comunicado.

AGENCIA NORCOREANA

Según informó Yonhap, que cita a la agencia oficial norcoreana KCNA, Corea del Norte considera que las maniobras aéreas anuales “Max Thunder”, iniciadas este fin de semana por Estados Unidos y Corea del Sur, son un ensayo para una invasión de Corea del Norte y “una provocación intencionada”.

“Estados Unidos tendrá que sopesar cuidadosamente todo lo relacionado con la prevista cumbre con Corea del Norte, a tenor de estos provocadores ejercicios militares conjuntos con la participación de las autoridades de Corea del Sur”, indica la nota de la agencia oficial norcoreana.

De acuerdo con el informe, Corea del Norte canceló una reunión de alto nivel con Corea del Sur prevista para este miércoles debido a los ejercicios, que comenzaron el pasado viernes y tienen previsto prolongarse durante dos semanas.

El despliegue aéreo incluye un centenar de cazas y bombarderos, y por primera vez cuenta con cazas con tecnología furtiva F-22 Raptor, según dijeron fuentes del Ministerio de Defensa de Seúl a la agencia surcoreana Yonhap. (EFE)

MÁS TITULARES DE INTERNACIONAL