METRO CUADRADO    

Fobias de vivir en propiedades horizontales

Las propiedades horizontales, efectivamente son una solución parcial para el desarrollo urbano al ofrecer más viviendas en menos espacio, aunque a un precio muy alto todavía, pese a la bajada en el mercado nacional. Pero al mismo tiempo representa un problema en la convivencia social, según sus habitantes.

Una encuesta realizada por Metro Cuadrado a los habitantes de tres edificios de manera al azar, en un número de 120 propietarios, reflejan que los conjuntos habitacionales pueden resolver el diseño de urbanización para densificar a la sociedad, pero el hacinamiento genera conflictos entre los vecinos y en muchos casos totalmente recalcitrantes en su actitud.

Revelan que las sociedades de edificios, departamentos o propiedades horizontales, se vienen violentando, sin embargo por el tipo de construcciones que se vienen haciendo actualmente en 10 o 15 años la violencia será peor, porque actualmente se cuentan con familias trans-generacionales de abuelos, tíos, todos en una casa; no puede ser que una pareja viva en su dormitorio con los hijos también, son tipo cárceles para ir a dormir.

FOBIAS DE HACINAMIENTO

“De ahí también salen las fobias sociales, como evitar el contacto por estar tan hacinados en una casa. Entonces, en las afueras no quieren que nadie se les acerque y menos hablar”, aseguran un 65 por ciento de las personas que viven en departamentos horizontales.

“Hay que tener una conciencia comunitaria para vivir en un edificio y al no tenerla es nefasto”, afirma un profesional que vive hace diez años en un edificio de Miraflores.

SER TOLERANTES

No hay duda que la vivienda horizontal sacrifica el confort de las familias y el espacio por acercar servicios como agua, luz y transporte. En la Paz y otras ciudades principales ciudades del país, los constructores no dieron la respuesta necesaria para los vecinos que viven en los departamentos “Porque si sacrifico el jardín y cochera hay que justificarlo en áreas comunes y aprender a tener vecinos, a ser tolerantes al ruido y costumbres de otras familias, fiestas, karaokes”.

Un 35 por ciento, describen que los espacios son muy pequeños, escasamente de entre 40 y más de 100 metros cuadrados, eso genera problemas de desarrollo humano, porque están encerrados en un espacio, aun peor en los departamentos denominados minimalistas.

PAREDES DE TABIQUE

La paredes por lo general en los edificios son tabiques de ladrillos, debido a que justamente el criterio de los constructores es ahorrar material, lo que provoca que uno no puede hablar en la cocina, dormitorio o baño, porque escucha el vecino, se oyen el lloriqueo de bebés por la madrugada y cuando la gente grita, en ocasiones eso no deja dormir, aún algo peor, los ambientes los convierten en cantinas o salón de fiestas, afectando al de arriba y de abajo.

Otro problema es cuando la gente tiene perros que también se estresan, encima no los bañan, orinan en los jardines. Filtraciones de agua del vecino de arriba, se humedecen las paredes o el techo, gotean los techos, o se corta el agua por algún desperfecto y la molestia se pone al rojo vivo, dejan basura y no pagan mantenimiento.

Según aseveran los entrevistados, el ruido que atraviesa las paredes se debe al material pobre que colocan y donde las constructoras ahorran, sacrificando el confort de la familia con paredes delgadas (tabiques).

“Las empresas están construyendo edificios de tabique, paredes de materiales artificiales y muy delgados, eso no da seguridad, es un patrimonio que no tiene la suficiente solidez durable”, indican los encuestados.

ADMINISTRAR

En la mayoría de los edificios de la ciudad de La Paz y el interior, se coloca una administración por parte de los propietarios en algunos casos, en otros es una empresa se encarga de cobrar los gastos comunes, por lo general se conforma un directorio con un administrativo que ejerce para cobrar la expensas, pero al cobrar se tiene que topar con todo tipo de personas, desde que la gente lo único que tiene es para comer y debe dejar de pagar los gastos comunes, perjudicando al resto y otros sencillamente y se escapan (inquilinos y dueños) de la noche a la mañana y no pagan y tratan de vivir a costilla del resto.

Pero estas expensas se refieren tan solo al pago de servicios básicos de las áreas comunes, pues si se trata de realizar mantenimiento de la misma estructura de la construcción, es todo un drama obtener que aporten económicamente los residentes, se pone cuesta arriba, especialmente cuando los metros cuadrados del departamento, es amplio y el aporte es mayor.

LAS EXPENSAS

En gran parte de los edificios de la ciudad tienen estos problemas y es común que digan cuando no pagan “si quiere métame un juicio por deuda”, a sabiendas que son simples recaudaciones para pagar los gastos básicos de servicio que consume el mismo.

Por ejemplo si son 10 departamentos y dos no pagan, los demás se perjudican, como en el caso de los Condominios si no pagan en cierto tiempo se cortan los servicios básicos. Los tramposos y sinvergüenzas existen en los tres edificios que encuestamos y es el problema más común. Para el colmo le piden factura y se inventan una serie de chicanerías para no pagar “fuimos a cobrar a un inquilino del Condominio que debía de dos años de mantenimiento…y nos trató tan mal que en resumen nos dijo la señora ¿qué se iba a prostituir para pagarnos?”, relata el administrador.

Estos pagos, seguramente que nadie quisiera hacerlo, pero estas obligado a hacerlo, sino como se mantienen los ascensores o gradas, vidrios,

Áreas comunes, pago de agua que es compartido, personal, insumos de limpieza y otros gastos. Efectivamente es una desventaja, porque terminas pagando un alquiler mensual por estos servicios que no tienen un control directo.

LAS VENTAJAS

Así como reflejamos las desventajas de vivir en departamentos, también obtuvimos el otro lado de la medalla, las ventajas y consideran que son la economía y que los servicios quedan más cerca e incluso de su trabajo, evitando gastos en pasajes, cuando se trata del centro de la ciudad.

Para el habitante baja los servicios mensuales de agua, luz, basura, teléfono e incluso se pueden agrupar para la TV-Cable, además del transporte público.

MEJOR PARA LOS CONSTRUCTORES

Lo positivo de las viviendas horizontales para los constructores son totalmente ventajosas y el negocio, aprovecha el espacio consolidado en la construcción y diseño, es una de las razones por las que existen varias edificaciones en barrios, supuestamente residenciales. Se ahorra en material, porque se compra en cantidades (algo así como para un campamento). Se potencia el uso del suelo, pues en 100 metros cuadrados los arquitectos pueden desarrollar hasta cinco departamentos.

Para estos años la vivienda horizontal es la solución más que problema, efectivamente pero como estructura, aunque las personas, socialmente deben sacrificar su vida en espacios cerrados y están prohibidos de escoger su entorno.

Está claro que cada vez somos más con menos territorio en la ciudad Maravillosa, La Paz ha crecido de manera expansiva en las laderas que ya están hacinadas, hay que densificar, ocupar lo que está ocioso, contrariamente existe un bajísimo índice de espacio público y privado, en algunos casos desordenados y mal diseñados, podría expandirse hacia el Sur con mayor frecuencia, carretera a Cochabamba, pero los municipios no garantizan los servicios básicos y menos un planificación urbana.

Se puede advertir que hay familias numerosas en viviendas pequeñas y se generan conflictos intrafamiliares e incluso pugnas por herencias y al parecer para compensar esa presión es crear más espacios de recreación pública.

MÁS TITULARES DE METRO CUADRADO